04 de noviembre de 2010
04.11.2010
La Opinión de Murcia
Universidad de Murcia

La UMU prueba el cambio a julio de los exámenes de septiembre

Los alumnos de grado de Veterinaria, Psicología y Química ensayarán este curso la nueva convocatoria

04.11.2010 | 01:17
Estudiantes durante las pruebas de selectividad de este año.

Tres facultades de la Universidad de Murcia: Veterinaria, Química y Psicología, serán las primeras en poner en práctica el adelanto de la convocatoria de los exámenes de septiembre al mes de julio. Se trata de un ensayo en el que sólo participarán los alumnos de los nuevos títulos de grado, que este curso harán los finales del segundo cuatrimestre a principios del mes de junio para que las recuperaciones puedan hacerlas en el mes de julio.

Con esta medida el equipo de Gobierno pretende racionalizar el trabajo de las secretarías y conseguir una mejor organización durante el periodo de matrículas puesto que antes de las vacaciones de verano quedarían cerrados todos los cursos y sólo faltaría organizar las de los alumnos de nuevo ingreso. Esto permitiría también que las clases para los alumnos de segundo en adelante empezaran antes, como ocurre ya en otras universidades españolas.

El equipo de Gobierno de la UMU ya intentó el pasado curso modificar el calendario académico, aunque la respuesta de muchas facultades no fue la deseada y los alumnos reaccionaron con protestas en la calle. El rector, José Antonio Cobacho, decidió esperar un año más para poder conseguir el consenso general y no quiso llevar a cabo el cambio con oposición, pero este año, en el que la UMU ha vivido un proceso de matriculación especialmente complicado por la avalancha de solicitudes, está decidido a convencer a las facultades y a los estudiantes de las ventajas que este nuevo sistema tendrá para todos y que, consideran, ya no puede esperar más.

«Se trata de algo que hay que hacer y tenemos que hacerlo entender a las facultades», aseguró a LA OPINIÓN la vicerrectora de Estudios, Concepción Palacios, convencida de que los alumnos serán los más beneficiados. «Si el alumno ha estado preparando una asignatura y la suspende, es obvio que si se adelanta la convocatoria tendrán la materia mucho más fresca y tendrá más opciones de aprobar, sobre todo con el nuevo sistema de estudio implantado con el proceso de Bolonia, que se basa en la evaluación continua del trabajo del alumno», explica Palacios. El nuevo sistema de estudios se fundamenta en un trabajo constante del alumno que hace que el valor de los exámenes pierda peso. Lo que desde el rectorado se garantiza es que los estudiantes de los planes de estudio antiguos, las licenciaturas y diplomaturas, no se verán afectados por estos cambios y que sólo será para los alumnos de grados.

Bolonia, o lo que es lo mismo, la convergencia europea, es otro de los motivos para pedir este cambio puesto que el curso en el resto de Europa empieza antes y el desfase de calendarios dificulta la movilidad de estudiantes y profesores.

La intención de la vicerrectora de Estudios es que el Consejo de Gobierno apruebe el calendario académico del curso 2011/2012 antes de que acabe el año, por lo que la cuestión de los exámenes de septiembre debería quedar resuelta para entonces.

En las facultades en las que este año ya no habrá septiembre el primer cuatrimestre acaba el 14 de enero y los exámenes se llevan a acabo entre el 15 de enero y el 5 de febrero. Las clases del segundo cuatrimestre comenzarán el 7 de febrero y acabarán el 27 de mayo para que los finales puedan hacerse entre el 28 de mayo y el 18 de junio. Los exámenes de la antigua convocatoria de septiembre serán entre el 8 y el 20 de julio.

Pruebas de acceso
Como parte del plan para mejorar la organización, la Universidad de Murcia también necesita que la selectividad de septiembre se adelante. Lo ideal sería, en opinión de José Antonio Cobacho, que los exámenes pasaran al mes de julio, «y si no, por lo menos que se hagan antes de las fiestas de septiembre porque hacer la selectividad tan tarde nos genera muchos problemas y así se lo queremos hacer ver a la consejería de Universidades».

Hacer la selectividad a mitad del mes de septiembre hace que el proceso de admisión y matrícula se alargue mucho. De hecho, la Universidad de Murcia cerró la pasada semana las matriculaciones, cuando el curso empezó a finales de septiembre.

No es la primera vez que desde la Universidad de Murcia se pide un cambio así, pero hasta ahora no ha habido ningún gesto por parte del Gobierno regional. Una de las razones quizá sea que adelantar la selectividad a la primera semana de septiembre supondría que los exámenes de recuperación de los alumnos de Bachillerato tendrían que hacerse antes, quizá en la última semana de agosto; y adelantar la vuelta a la actividad de los profesores de instituto se antoja, cuanto menos, un debate difícil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook