Matronas y ginecólogos no se ponen de acuerdo sobre en qué momento debe intervenir cada uno en la sala del paritorio. El momento del parto debe ser algo íntimo y, cada vez más, las administraciones apuestan por fomentar estrategias para promover el parto natural, aunque la presencia de profesionales sanitarios que ayuden a la madre en ese momento tan delicado, e intervengan en el caso de complicación, es imprescindible.

Para que exista un buen ambiente y no haya rifirrafes debe existir acuerdo y aunque los representantes de los médicos especialistas señalan que "hay que dejar a un lado estas disputas", las matronas recuerdan que éstas existen y son problemas que siempre han estado presentes.

La presidenta de la Asociación de Matronas de la Región de Murcia, María Claudia Sánchez, explicó a LA OPINIÓN que "se trata de un roce eterno, mantenemos una relación de amor-odio con los ginecólogos porque ambos nos necesitamos, pero cada uno debe estar en su parcela". Esta comadrona considera que la asistencia al parto debe hacerla la matrona, mientras que el trabajo de los ginecólogos en el paritorio se limita a si se produce alguna complicación, "en tal caso nosotras pasaríamos a ser sus ayudantes". Sánchez indicó que "si todo va bien los ginecólogos no tienen por qué intervenir".

En este sentido aseguró que "las leyes nos avalan y cada uno debe mantenerse en su parcela para que no existan problemas", al tiempo que recordó que "lo ideal es que el parto no se acelere y todo se haga a su tiempo". De ahí que desde el Ministerio, en colaboración con las comunidades autónomas, se esté fomentando el parto natural, "ya que últimamente ha habido mucho intervencionismo", dijo.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Murciana de Ginecología y responsable de este servicio en el hospital Rafael Méndez de Lorca, Miguel Costa Andreo, subrayó que "el parto es de la mujer, no pertenece ni a la matrona ni al médico", por lo que consideró que "no se debe entrar en conflicto, ya que tenemos que trabajar juntos". El doctor Costa Andreo consideró que "todas estas polémicas surgen de los grupos de presión, que intentan hacer parcelas de poder, algo con lo que hay que acabar".

Definir bien los roles

El ginecólogo y ex presidente de la Sociedad Murciana, José María Marín Musso, explicó que el problema entre matronas y ginecólogos surge cuando uno de ellos quiere solapar el rol del otro, por lo que abogó por trabajar de forma conjunta sin entrar en estas situaciones. Así, la supervisora del maternal del hospital Virgen de la Arrixaca, Chitina Martínez, dijo que "no existe ninguna guía específica para la atención al parto en el hospital" donde se indique quién debe intervenir en cada caso, sin querer entrar en cómo se atiende a las pacientes en estos casos.