Los sindicatos UGT, CCOO, ANPE, CSIF, STERM y SIDI convocan el próximo martes al mediodía una manifestación desde la avenida de la Libertad hasta la Delegación del Gobierno en Murcia coincidiendo con la huelga del sector público en protesta por la decisión del Gobierno central de reducir los salarios.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, José López, ha manifestado hoy en rueda de prensa conjunta de representantes de los seis sindicatos convocantes que han tardado una década para conseguir el 5 por ciento que se les ha quitado por decreto, y ha recordado que los empleados murcianos sufren además la supresión de acuerdos laborales autonómicos.

Por su parte, el secretario de la federación de enseñanza de CCOO, Pedro Vicente, ha afirmado que si el próximo día 16 el Gobierno aprueba la reforma laboral que tiene previsto, la respuesta de este sindicato "será contundente", y la huelga del día 8 será el primer paso a una posible huelga general.

El presidente de CSIF, Diego Belmonte, ha manifestado que había otras medidas que podían aplicarse sin necesidad de recortar el salario de los funcionarios, y ha añadido que "siempre tocan el bolsillo de los indefensos", en referencia a la congelación de las pensiones y el empeoramiento de la aplicación de Ley de Dependencia.

El representante del sindicato ANPE Antonio Sánchez ha comentado el "ambiente de rechazo" hacia la huelga funcionarial, ya que ha oído en barras de bares y en comercios comentarios que apuntaban a que los empleados públicos son "unos privilegiados, con sueldo y trabajo fijos", imagen contra la que están luchando los sindicatos porque afirman que, al contrario, la mayoría no llegan a fin de mes y son mileuristas.

Sánchez también ha apuntado que existen dos ministerios, sin decir cuales son, que deberían desaparecer "porque nadie sabe para que sirven, y también la tercera vicepresidencia del gobierno o los mas de seiscientos asesores que tiene el Presidente, o las agencias privadas paralelas a las que se les da concesiones a dedo para hacer el trabajo de los funcionarios".

"Al día siguiente de anunciar el recorte conocimos un presupuesto de 157 millones de euros para los amigos del gobierno, los que se dedican al teatro y al circo, actividades que no son rentables económicamente", agregó.

El secretario general del sindicato SIDI, José María González, ha lamentado que la impresión de la sociedad tras el recorte haya sido "que estábamos siendo pagados de mas", y ha reconocido que hubieran aceptado el recorte si previamente se hubieran adoptado otras medidas de ahorro mas necesarias.

En el calendario de movilizaciones también hay concentraciones desde las 11 a las 11:10 horas todos los días, delante de los centros de trabajo, tiempo dedicado a las asambleas informativas para informar a los funcionarios de las medidas que se han adoptado.

Los servicios mínimos de la huelga, según fuentes sindicales, serán del 15 por ciento en la administración, con la salvedad de la sanidad y la educación, donde se trabajará "como si fuera un sábado" en el primer caso, al 100 por cien en urgencias, y como custodia, en el segundo, donde "las clases no podrán desarrollarse con normalidad".