Medio centenar de delegados sindicales de UGT, CSIF y Sterm-Intersindical se ha concentrado hoy ante el Palacio de San Esteban para protestar por el Plan de Ajuste de Gobierno Regional y solicitar que aclare si va a abonar el 30 por ciento que corresponde a la homologación del Personal de Administración y Servicios con el Servicio Murciano de Salud.

Los portavoces de los tres sindicatos han recordado que el abono de esta homologación fue acordado, aprobado y presupuestado en 2009 para 2010, por lo que es de obligado cumplimiento, al tiempo que han reiterado que debe hacerse efectivo durante el primer semestre de este año.

Además han recordado que este abono no es una subida salarial, sino que son atrasos.

Por ello y ante la reunión que mantendrá mañana la Mesa General de la Función Pública, las organizaciones sindicales esperan que la consejera de Presidencia y Administraciones Públicas, María Pedro Reverte, aclare que ocurrirá y despeje la incertidumbre en la que viven estos días cerca de 10.000 empleados de la Comunidad Autónoma.

Por otra parte, y en cuanto al Plan de Ajuste del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, los tres sindicatos han animado a los empleados públicos a secundar la huelga convocada el próximo martes, 8 de junio, por unas medidas "injustas y que convierten a los empleados públicos en los paganos de la mala gestión de otros".