22 de enero de 2010
22.01.2010

Un príncipe sirio entre rejas

22.01.2010 | 08:28

"Nuestra querida Justicia se transmutó como Golem en una prostituta y su cara se volvió pérfida"

Uno de los responsables y fundadores de la sociedad Swiss Finantial Corporation es, además, máximo responsable de una curiosa organización que está a mitad de camino entre las órdenes de caballería y un proyecto religioso-humanitario: la Orden Bonaria. Dentro de este universo, José Manuel Mosquera representa el papel de Gran Maestre -se hace llamar Iosephus Emmanuel III- y se declara heredero de la dinastía siria de los Tadmur, príncipe de Champdor y duque de Santiago Apostol.
Los otros dos detenidos por la Guardia Civil también están vinculados con la Orden Bonaria. Según publicó esta semana la revista Interviú, José María Alarcón fue nombrado prior general y marqués del Krak de los Caballeros, mientras que Enrique Martín, por su parte, está ya desvinculado de los bonarios. En su página web, los bonarios definen la misión de su orden de Caballería: "A nuestra sociedad sólo le importa el vil metal, ya no le importa la gente. La lógica que explota a las personas y somete a los pueblos a los intereses de unos pocos países y grupos de personas ricas y poderosas, es la misma que degrada el medio ambiente, depreda la Tierra y expolia sus riquezas".
Uno de sus últimos mensajes -después de la detención de Mosquera- arremete duramente contra la Justicia. "Dimos a conocer las mentiras del sionismo manipulador y sinárquico de nuestra sociedad, provocador de guerras y mentiras sociales... Nuestra querida Justicia se trasmutó como Golem, en una prostituta, su cara pura se volvió pérfida, su espiritu manipulador... Y este me golpeó sin razón", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook