18 de noviembre de 2009
18.11.2009
Acceso a la red

Sesenta millones para sacar Internet de las grandes ciudades

La Comunidad ofrece préstamos sin intereses a las compañías para llevar la fibra óptica a zonas rurales

18.11.2009 | 14:48
Sesenta millones para sacar Internet de las grandes ciudades

La Consejería ha publicado una orden en el Boletín Oficial de la Región (BORM) que permitirá conceder préstamos sin intereses a las operadoras de telecomunicaciones para implantar el servicio de banda ancha o mejorar la tecnología ya existente en un plazo de tres a cinco años, según informó el director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Diego Pedro García. Las operadoras, que recibirán el dinero antes de fin de 2009, tendrán 15 años para devolver el préstamo sin intereses.
Estos préstamos servirán para financiar "especialmente" la expansión de las líneas de fibra óptica a las zonas rurales para llegar con la solución de banda ancha hasta el ciudadano o empresa de los núcleos situados fueran de las grandes áreas metropolitanas de Murcia y de Cartagena, además del Mar Menor y Molina de Segura. En la costa y en el Altiplano se considera que el servicio ofrece una calidad media, mientras que en el Noroeste y las pedanías de Lorca es más deficiente. Por otra parte, aunque la Región tiene sólo 45 municipios, la dispersión de las pedanías y de núcleos rurales hace que buena parte de la población regional tenga problemas para conectarse a la Red o reciba un servicio deficiente.
La última línea de actuaciones susceptibles de recibir financiación serán "proyectos piloto que todavía no están totalmente desarrollados en el mercado como el LSE (red de cuarta generación móvil) y el 'Fiber To The Home', es decir, la fibra óptica hasta la casa, en la que el ciudadano puede conectar directamente en su hogar a través de fibra óptica y permite unos anchos de banda de, incluso, un gigabyte".
El objetivo es "llevar la banda ancha a todos los rincones de la Región y garantizar esa cohesión territorial y social", determinó Diego Pedro García, quien explicó que se trata de una modalidad de conexión a Internet "para la que realmente hay carencia de servicio y de competitividad en algunas zonas", tal y como refleja un estudio presentado el año pasado por la Comunidad y el Ministerio. Este estudio refleja que "hay zonas con un solo operador y donde, además, sólo se recibe el servicio de banda ancha rural, que utiliza bien el satélite o bien la modalidad LMDS a través de radio".
García explicó que se trata de un servicio deficitario "puesto en marcha hace un año por el Ministerio con el apoyo de la Comunidad Autónoma, dentro del denominado Programa de Extensión de la Banda Ancha (Peba) en zonas rurales". Esta denominada banda ancha rural "tiene un coste mayor que el de las zonas urbanas, a pesar de estar subvencionadas por el ministerio de Industria", puesto que, cuando se implantó, "se puso el precio de referencia de Telefónica para el ADSL, que ha ido bajando con la fuerza de la competencia, por lo que han quedado desfasado los 39 euros más IVA para 256 kbs". Las 250.000 personas que pueden beneficiarse del Peba "no tienen acceso a una oferta competitiva de operadores de telecomunicación, porque la única oferta es esta solución subvencionada con banda ancha rural", según García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook