Tráfico subrayó que, tras un minuto y medio hablando por el teléfono móvil, se dejan de percibir el 40 por ciento de la señalización de la vía, así como que conducir con el móvil "produce un riesgo equiparable a la conducción con exceso de alcohol".

De esta manera, se merman las funciones de quien está al volante, quien, al estar pendiente del teléfono, no se concentra en la carretera, donde Tráfico insiste en que hay que poner los cinco sentidos.

En un estudio de la empresa Consultrans realizado para la dirección general de Tráfico se desprende que el porcentaje del uso del teléfono móvil en carretera es superior al uso en ciudad, siendo del 1,9 % en vías interurbanas y del 1,6 en vías urbanas. Cada año se denuncia más por el uso del móvil durante la conducción. De hecho, ya son muchos los conductores que han perdido su saldo de puntos -y, por lo tanto, el permiso de conducir- por sanciones del teléfono móvil. La sanción si te pillan es de 150 euros y pérdida de 3 puntos.