27 de agosto de 2009
27.08.2009
Violencia

Degüella a su hermana tras pegarle dos tiros en La Ribera

Una discusión familiar por pisar un suelo fregado desembocó ayer en tragedia en la pequeña pedanía de Los García de Abajo, en San Javier. Mientras esto sucedía, otra mujer era presuntamente asesinada por su pareja en Molina de Segura. Son las últimas víctimas de un verano negro para la Región

27.08.2009 | 09:43
Un agente de la Guardia Civil custodia la zona acordonada para evitar el paso al lugar de la tragedia

Una mujer de 44 años fue asesinada por su hermano, Pedro Antonio, de 42, ayer por la tarde en el paraje de Los García de Abajo, en Santiago de la Ribera. El hombre, que se entregó a la Policía de Pilar de la Horadada poco después, le disparó dos tiros con una carabina y le cortó el cuello con un cuchillo.

Todo comenzó a mediodía, cuando la víctima, Eusebia Aniorte Egea, llegó a la casa familiar, situada en la pequeña localidad. Eusebia solía acudir periódicamente para limpiar y hacerle de comer a su padre, que padece demencia senil. En el domicilio también reside el hermano de la víctima, Pedro Antonio, al que los vecinos describen como una persona retraída que "siempre escribiendo en sus libretas, era lo que más le gustaba, porque no cuidaba de su padre".

Aproximadamente a las cuatro de la tarde, mientras el padre daba un paseo, comenzó una de las muchas discusiones que ambos hermanos solían tener, según cuentan los vecinos. El motivo en esta ocasión: ella le recriminó que le pisase el suelo recién fregado. Fue en ese momento cuando el presunto homicida cogió una carabina del calibre 22 y le disparó dos tiros a su hermana, uno a la altura del corazón y otro en la cabeza. Tras ello la degolló con un cuchillo de cocina.

El cadáver fue hallado minutos después por el padre. Según cuentan amigos de la familia, se puso a hablar con el cuerpo y se extrañó de que no le contestase, por lo que acudió a una vecina. Cuando ésta llegó al domicilio se encontró el cuerpo en el suelo del comedor, de lado, en medio de un charco de sangre. Inmediatamente llamó a los Servicios de Urgencia y a la Policía, que sólo pudieron certificar la muerte. El padre tuvo que ser trasladado al hospital en elevado estado de agitación.

Media hora más tarde, Pedro Antonio, que había huído en el coche de la víctima pese a no tener carnet de conducir, se entregó en la comisaría de la Policía Local del municipio alicantino de Pilar de la Horadada, confesando la autoría del crimen. Los agentes lo notificaron a la Guardia Civil de San Javier, y posteriormente trasladaron al detenido a sus dependencias, donde anoche esperaba a ser puesto a disposición de los juzgados de la localidad.

No era la primera vez que Pedro Antonio agredía a su hermana. Hace seis meses tuvo que ser atendida en el hospital de Los Arcos por heridas de diversa consideración tras tener una pelea con él. Según los vecinos, "se llevaban a muerte", y varias veces le habían aconsejado que cortase la relación con él y dejase de hablarle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook