Agentes de la Guardia Civil de Águilas procedieron, a primera hora de la noche del domingo, a la incautación de media tonelada de hachís y a la detención de dos personas supuestamente encargadas de alijar la droga, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La incautación de la droga se produjo después de que el puesto principal de Águilas fuera advertido por el C.O.S. de Almería de que se estaba produciendo un desembarco de droga en la playa denominada Rambla Elena. De inmediato se desplazaron al lugar los agentes, que establecieron un dispositivo que dio lugar a la localización de quince fardos de hachís que estaban flotando en el agua, junto a la orilla. Con posteridad, los efectivos de la Guardia Civil procedieron a la detención, cerca de la citada playa, de dos ciudadanos rumanos, quienes andaban desorientados por la zona. Uno de ellos llevaba la ropa mojada y tenía arena de la playa en las zapatillas. Los dos detenidos fueron identificados como D.S., de 18 años de edad, y A.H., de 39, que iba indocumentado. Tras estas detenciones, la Guardia Civil localizó otros dos fardos sumergidos en el agua y con un peso de 66 kilos.