En concreto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press, por comunidades, el precio de los alquileres experimentó las mayores subidas en Aragón, con un 5,2 por ciento; la Comunidad de Madrid, con un 4,8 por ciento; y Cataluña, con un 4,7 por ciento.

Por debajo de la media nacional, cifrada en un incremento del 4,1 por ciento, se situaron Galicia y Baleares, con un 4 por ciento; Asturias, Cantabria y Castilla la Mancha, con un 3,9 por ciento; la Comunidad Valenciana, con un 3,5 por ciento; y Andalucía, Navarra y Canarias, con un 3,4 por ciento.

Cerraron la lista el País Vasco, con un aumento del 3,3 por ciento; Murcia, con un 3 por ciento; Castilla y León y Extremadura, con un 2,8 por ciento; Melilla, con un 2,4 por ciento; La Rioja, con un 1,9 por ciento; y Ceuta, con un incremento del 1,8 por ciento.

Según las mismas fuentes, el precio medio del alquiler de una vivienda a nivel nacional subió un 4,1 por ciento en el mes de febrero, tres décimas por debajo del Índice de Precios de Consumo general (4,4 por ciento en tasa interanual), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, el precio de los alquileres subió un 0,5 por ciento en términos intermensuales en el segundo mes del año, frente al aumento de dos décimas experimentado por el índice general.

Por otra parte, los precios de conservación de la vivienda experimentaron un incremento del 4 por ciento en el último año, una décima por debajo de los alquileres. Además, esta rúbrica experimentó un aumento del 0,5 por ciento en febrero respecto al mes anterior.