La consejera indicó que de este modo se sumará la entrada del gas por Carboneras (Almería) a las actuales entradas por mar a Escombreras (Cartagena) y Sagunto (Valencia).

El tramo español del gasoducto, de 290 kilómetros de longitud, consta de dos segmentos, uno entre Almería y Lorca, y otro entre Lorca y Chinchilla.

El segmento Almería-Lorca del tramo español tendrá 120 kilómetros de longitud y deberá entrar en funcionamiento en 2008 para suministrar gas natural a la ciudad de Almería, mientras que el segmento Lorca-Chinchilla, de 170 kilómetros, conectará la nueva infraestructura con el Eje Transversal del sistema gasista y tendrá que estar operativo en 2009.