Alrededor de 600.000 murcianos se verán afectados por la huelga de médicos de atención primaria y de pedíatras convocada para hoy a nivel regional y que podría ser secundada por el 80% de los médicos de familia de la Región. Así lo anunciaron ayer el coordinador nacional de la plataforma 10 Minutos, Juan Francisco Menárguez, quien apuntó que no les ha quedado otro remedio que convocar este paro de 24 horas para reclamar soluciones a la administración regional y al gobierno de Estado para acabar con el paulatino deterioro de la atención primaria.

Menárguez afirmó ayer que esta medida de presión sólo busca que se tomen las medidas necesarias para poder dar un mejor servicio a los ciudadanos adoptando toda una serie de medidas como la contratación de más médicos de familia y pedíatras o la disminución de la burocracia.

El paro irá acompañado de tres concentraciones en las que se invita a los ciudadanos a participar. Las mismas tendrán lugar a las diez de la mañana en los centros de salud José Marín de Molina de Segura; San Diego de Lorca; y Barrio Peral de Cartagena. En Murcia no se realizará ninguna concentración, ya que hoy es día festivo.

El coordinador regional de la plataforma 10 Minutos aseguró ayer que aunque desde la consejería de Sanidad y del Gobierno de nación se están haciendo propuestas interesantes, "son insuficientes y no cuentan con la dotación presupuestaria necesaria para poderlas poner en marcha". En este sentido, desde la plataforma, formada por en la Región por el colegio de Médicos; las sociedades murcianas de Medicina General y de Medicina Familiar y Comunitaria; la asociación de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria; la asociación Consumidores FACUA, y la federación Asociaciones de Vecinos; se reclama un incremento del presupuesto para atención primaria que alcance en 2008 el 18% del total del gasto sanitario y compromiso público para un incremento paulatino que en el 2012 llegue al 25%.

Además, reclaman que el 80% de los médicos de familia tengan asignado un máximo de 1.500 usuarios y que menos del 20% tengan asignado entre 1.500 y un máximo de 1.700 usuarios, y que se permita a los médicos un tiempo de atención en consulta de 10 minutos por paciente, garantizándose para ello un máximo de 30 usuarios por día. "Consideramos que estas son los mínimos a los que se debe aspirar, pero ni muchísimo menos una situación ideal", dijo Juan Francisco Menárguez. Para lograrlo, sería necesario la contratación de al menos 150 médicos y pedíatras.

Juan de Dios González, presidente de la sociedad murciana de Médicos de Familia y Comunitaria (SMUMFYC), insistió también en la necesidad de reducir la burocracia en las consultas "para que los médicos no nos pasemos el día escribiendo".

En este sentido, proponen la puesta en marcha de la multirreceta, que se homogeneicen los trámites que son diferentes en los distintos centros de salud; o que los médicos de familia y pedíatras puedan pedir directamente análisis y radiografías especiales.