Para conseguir este objetivo, la Plaza del Ayuntamiento es decorada con banderolas, estandartes, cintas de color y montones de paja. Además, los artesanos que exponen en el Zoco van ataviados con vestuario de época, y venden productos artesanos como son embutidos, quesos, pan, repostería, cerámica artesanal, vidrio, lámparas, muebles de madera, pintura, espejos, muñecos y, como novedad, pintura y decoración en madera.

Según informaron fuentes municipales, el programa de actividades comienza a las 17.00 con una degustación de té y repostería morisca hasta las 19.00 horas; a las 17.30 horas, en Plaza del Ayuntamiento y Paseo Rosales hay un pasacalles; a las 18.00 y 19.00 horas, cuentacuentos y romances de ciego; a las 20.00 horas, concierto de música andalusí y durante toda la tarde, pases de malabares de fuego de danza oriental cada 45 minutos.

El mercadillo, que cuenta con 20 puestos y se realiza los primeros sábados de cada mes, está ambientado también con música para hacer más agradable la compra a los visitantes. La concejalía de Artesanía organiza el Zoco como instrumento para el apoyo, promoción y desarrollo del sector artesano local.