Un ex detective del gobierno colombiano con asilo político en España está siendo buscado por la Guardia Civil después de que en la tarde de ayer asesinase a su esposa a puñaladas delante de sus hijos y los padres de ella en Las Toores de Cotillas.

Al parecr, la pareja estaba en trámites de separtración. Ella se había trasladado al piso de sus padres en Las Torres de Cotillas. De vez en cuando, Edwin iba a visitar a su hijos, de 16 meses y 11 años. Ayer, el ex detective se acercó a la vivienda y salió a pasear con sus hijos. sobre la una y media volvia a al casa. Cuando llegó a dejar a la niña, se dirigió a la habitación de su esposa. Sandra Redón Quijano, de 31 años, descansaba después de haber pasado toda la mañana limpiando. El hombre entró a la habitación y antes de que ella pudiese darse cuenta, sacó un puñal y la atacó.

La mujer prestó toda la resistencia de pudo. De hecho, funetes cercanas al caso llegaron a afirmar que el hombre pudo intentar apuñalarla hasta treinta veces dada la gran cantidad de heridas que presentaba por todo el cuerpo. Edwin la atacó al corazón, pero Sandra pudo en un primer momento repeler el ataques con el brazo izquierdo. De hecho, testigospresenciales aseguraron que lo tenía completamente desgarrado. La mujer también tenía multitud de heridas por el cuello o las piernas. Sin embargo, las heridas que le causaron la muerte fue las que recibió en el torx, una en el pecho y otra en la espalada y que le afectaron a una de las arterias principales.

Cuando Edwin vio que había que su mujer eestaba mal herida, salió corriendo del piso con el cuchillo en la mano y huyó en un Renault 19.

El hijo de la pareja, de 11 años, fue el que dio el aviso al Centro de Coordinación de Emergencias sobre la una y media. Poco después llegaba al 2º A del número 26 de la avenida Reyes Católicos una unidad médica de emergecias. Los facultativos lograron estabilizarla y la trasladaron a toda velocidad hacia el hospital Virgen de la Arrixaca, donde el equipo de la UCI esperaba su llegada.

Durante el traslado la mujer iba consciente e ingresó en urgencias sobre las dos y media. Antes de la cuatro de la tarde, se certificada su muerte y su cuerpo era trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia donde se le realizará la autopsia.

Edwin y Sandra llegaron a España desde Colombia hace tres años. Tenían un hijo de 11 años, otro de cinco, que aún estaba en Colombia, y una niña de ta sólo 16 meses.

En Colombia Edwin había trabajado de detective para el gobierno colombiano, pero tras estar amenazado de muerte, solicitó asilo político en España, donde se lo concedieron, según comenta una amiga de la victima.

Llevaban casado 6 años y él trabajaba como vigilante de sguridad en la empresa Servimundo de Molina de Segura. Ella encontró un trabajo como limpiadora en el ayuntamiento de las Torres de Cotillas hace poco más de un mes.

Hace unos cinco meses ambos decidieron separarse. Ella había dejado su domicilio en la avenida Juan Carlos I de Molina de Segura y se había instalado con sus dos hijos en la casa de sus padres en la calle Reyes Católicos de las Torres de Cotillas.

A pesar de los trámites de separación, los vecinos y la gente que les conocían aseguraban que eran una pareja normal, muy educados y que nunca habían tenido problemas.

Sin embargo, algo debió pasar por la mente Edwin para decidir acabar con la madre de sus hijos.

La Guardia Civil pasó todo el día intentado deteenr a Edwin y al cierre de esta edición aún no había sido localizado.