Urbanismo

El PGOU de Cartagena borra Novo Cartago y reduce el cemento junto al Mar Menor

En el plan, anunciado por la alcaldesa, la superficie edificable junto a la laguna pasa de 1.230.000 a 200.000 metros cuadrados 

Arroyo presenta el Plan General en Cartagena.

Arroyo presenta el Plan General en Cartagena. / Ayto. Cartagena

María Jesús Fernández

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Cartagena pone un fuerte énfasis en la protección del Mar Menor. El plan desclasifica grandes urbanizaciones previstas en el borde del Mar Menor, como Novo Cartago y El Vivero, y protegerá la ladera de Cala Reona. Este cambio reduce la superficie edificable en el Mar Menor de 1.230.000 metros cuadrados a 200.000 metros cuadrados, demostrando un compromiso significativo con la protección de este ecosistema, según dice el Gobierno local.

Además de las medidas de protección del Mar Menor, el PGOU promete un desarrollo urbanístico significativo para la ciudad. El plan incluye la construcción de 80.000 nuevas viviendas para garantizar la vivienda asequible para todos los ciudadanos y limita el desarrollo residencial turístico a 1.500 viviendas, promoviendo un turismo sostenible.

Cabe recordar que, hace unos años, el plan de levantar una urbanización en suelo protegido dio lugar al procedimiento judicial de Novo Cartago, en el que fueron imputados son exconsejeros del Gobierno regional.

En el ámbito industrial, el plan prevé una ampliación del 30% del suelo destinado a empresas en Escombreras, reforzando la transformación industrial de la zona. También se introducirán medidas para simplificar trámites y reducir plazos, beneficiando tanto a empresarios como a particulares.

"Crecimiento ordenado"

El plan permitirá un crecimiento ordenado en Cartagena y sus diputaciones, evitando áreas inundables según las indicaciones de la Confederación Hidrográfica del Segura. Se prevé un aumento en el parque de viviendas, alcanzando hasta 230.000 unidades, suficientes para acoger a 630.000 habitantes potenciales.

"Problemas históricos"

El plan aborda varios problemas históricos y preocupaciones ciudadanas. Entre ellos, se excluye la posibilidad de realizar instalaciones fotovoltaicas en el Distrito 1 (zona oeste) y en los suelos del litoral del Mar Menor protegidos por el planeamiento. Se protegerá la antigua estación telegráfica de Cabo de Palos.

Se creará una gran área de equipamientos en el CC1, aumentando la superficie de 33.000 a 330.000 metros cuadrados, lo que incentivará el desbloqueo de más de 2 millones de metros cuadrados edificables para más de 8.500 viviendas. 

Además, se delimitarán como suelo urbano de núcleo rural los asentamientos tradicionales en la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, permitiendo la renovación y construcción de nuevas viviendas.

Cárcel y cementerio

El plan también incluye la ampliación del cementerio de San Antón para atender la creciente demanda de enterramientos de otras religiones. 

Se desbloqueará el proyecto de Adoratrices, permitiendo la edificación de viviendas y la apertura de un nuevo jardín público en el centro de Cartagena. Además, se redactará un plan especial para la estación de autobuses, manteniendo su uso en la planta baja y habilitando las plantas superiores para otros servicios.

La antigua prisión de San Antón, adquirida por el ISEM para fines educativos, será calificada como equipamiento educativo de carácter cultural. Se mantendrá la protección del cerramiento de las oficinas y del pabellón central de reclusos, permitiendo la implantación de actividades educativas, informa el Consistorio.

El documento estará en exposición pública durante tres meses, periodo en el que se recogerán alegaciones y se recabarán los informes sectoriales preceptivos. El texto definitivo, con las aportaciones y alegaciones aceptadas, se llevará de nuevo al Pleno del Ayuntamiento para su aprobación provisional.

Arroyo ha subrayado la importancia de este nuevo plan, el cual «permitirá una gestión más ágil y eficiente del crecimiento urbanístico de nuestra ciudad».

El PSOE quiere que se amplíe el plazo para alegaciones

El Partido Socialista de Cartagena ha solicitado que se amplíe el periodo de exposición pública del Plan General de Ordenación Urbana, argumentando que los tres meses previstos incluyen la temporada estival, cuando muchos colectivos y asociaciones interrumpen su actividad. 

«Es fundamental escuchar a los cartageneros en algo tan crucial para el futuro de nuestro municipio», afirmó al respecto Manolo Torres, portavoz del PSOE en la ciudad portuaria.

Por su parte, Jesús Giménez Gallo, del partido Movimiento Ciudadano, también se ha pronunciado al respecto y expresó que «pensamos que es buena noticia que se presente algo».

«Tenemos la sensación de que es un documento de mínimos poco trabajado para el retraso que acumulan, de cinco años respecto a sus propias promesas», destacó al respecto el político de MC. Del mismo modo, manifestó que «cuando nos den el documento podremos valorarlo con detalle. Y, en cualquier caso, la fase decisiva será la de alegaciones y las resoluciones de éstas».