Inmigración

Cartagena exige claridad sobre el futuro del campamento del Hospital Naval

La alcaldesa se reunirá con la secretaria de Estado para abordar los planes del Ministerio de Inmigración

Un hombre abandona las instalaciones del antiguo Hospital Naval.

Un hombre abandona las instalaciones del antiguo Hospital Naval. / Iván J. Urquízar

María Jesús Fernández

La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, ha anunciado que, tras reiteradas solicitudes de información, el Ayuntamiento finalmente ha sido contactado por el Ministerio de Inmigración para mantener una reunión el próximo lunes con la secretaria de Estado. "Nos escribieron el mismo día en que advertimos que no podíamos seguir en la situación de desconocer cuáles son los planes para el campamento del Hospital Naval", explicó Arroyo.

El anuncio se produce después de que se conociera la tramitación de un expediente para la cesión definitiva del campamento con compensación económica, lo que ha suscitado preocupaciones en el Ayuntamiento sobre la posibilidad de que esta instalación se convierta en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). "Nosotros estamos en contra de concentrar los recursos aquí en Cartagena y de que el campamento del naval se convierta en un CETI", subrayó la alcaldesa.

Arroyo también informó que las pruebas en el campamento se han paralizado debido a la falta de licencia y que se ha precintado la zona. "Se retiró el material, se paralizó la obra y se precintó la zona, y esas medidas se han cumplido", indicó.

El próximo paso será la reunión con la secretaria de Estado para obtener detalles sobre los planes del Ministerio para el campamento del Hospital Naval. "Hasta que no tenga una reunión con la secretaria de Estado y nos pueda decir cuáles son los planes del Gobierno de España, no podemos pronunciarnos más", afirmó Arroyo. La alcaldesa destacó la importancia de este encuentro para esclarecer la situación y expresó su esperanza de que se pueda llegar a un entendimiento.

Por último, Arroyo lamentó que haya sido necesario anunciar movilizaciones para obtener una respuesta. "Es una pena que haya que ponerse así. Prefiero el diálogo y abordar todos los asuntos importantes desde la lealtad institucional y la colaboración exigente", concluyó.