Migración

Arroyo amenaza con movilizar a la sociedad si el Ministerio de Inmigraciones no responde a sus peticiones

La alcaldesa de Cartagena exige una reunión urgente y denuncia mentiras y falta de transparencia del campamento temporal en el Hospital Naval

HOSPITAL NAVAL CARTAGENA

HOSPITAL NAVAL CARTAGENA / Ivan Urquizar

María Jesús Fernández / E.P.

 Esta mañana la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, ha lanzado una dura advertencia al Ministerio de Inmigraciones, “si no se establece una reunión urgente para discutir el futuro del campamento del Hospital Naval, yo me veo obligada a movilizar a la sociedad cartagenera”. Arroyo expresó su frustración por la falta de respuesta y transparencia por parte del Gobierno de España.

"Más de la noticia que no tengo ninguna confirmación ni ha llegado ninguna documentación oficialmente al Ayuntamiento de Cartagena, pero efectivamente esa información de ser cierta que no dudo de que sea cierta. Confirma nuestras sospechas", declaró Arroyo haciendo referencia a las obras detectadas en el interior del campamento, las cuales fueron paralizadas por el Ayuntamiento debido a la falta de licencias y comunicación oficial.

El pasado viernes, los vecinos alertaron sobre las obras en el Hospital Naval, lo que llevó a una inspección técnica por parte del Ayuntamiento de Cartagena, confirmando las sospechas de actividades no autorizadas. "Nos habían asegurado que la instalación era provisional, que era transitoria durante el periodo de emergencia, que no se iban a hacer ningunas obras en el interior", dijo Arroyo.

Arroyo también reveló dos nuevas informaciones: la primera, publicada en prensa, indica una posible prórroga de un año para convertir la instalación temporal en permanente. La segunda, obtenida por la propia alcaldesa, menciona un expediente iniciado por la Secretaría de Estado de Patrimonio para una cesión definitiva del Hospital Naval al Ministerio de Migraciones, con una compensación económica de 25 millones de euros al Ministerio de Defensa.

Ante estas revelaciones, Arroyo expresó su indignación: "Nos han vuelto a mentir. Están trabajando con esa compensación económica en hacer definitiva una instalación para atender inmigrantes en el antiguo Hospital Naval de Cartagena". La alcaldesa destacó que, hasta la fecha, el Gobierno de España y el Ministerio de Migraciones han respondido con silencios, medias verdades y grandes mentiras.

Imagen del Hospital Naval de Cartagena.

Imagen del Hospital Naval de Cartagena. / Iván Urquízar

En su discurso, Arroyo dejó claro que si el Ministerio no fija una reunión inmediata esta semana, ella convocará a la sociedad cartagenera a movilizarse. "Si el Ministerio no quiere escuchar a la representante de todos los cartageneros y no quiere tener en cuenta a los representantes que hemos sido elegidos por los cartageneros en democracia a través del Pleno del Ayuntamiento de Cartagena, me veo obligada a que tenga que ser los propios cartageneros los que alcen su voz y a los que se les escuche", afirmó.

Arroyo insistió en que su preferencia es resolver la situación mediante el diálogo y la seriedad, pero se ve obligada a tomar medidas más drásticas ante la falta de respuesta y el desprecio constante. "A mí me están pidiendo que lo frene, que intervenga, que haga algo más, porque ya sabemos que no nos van a escuchar", dijo.

La alcaldesa también criticó la falta de respeto hacia el Ayuntamiento de Cartagena y su policía local, quienes han intervenido profesionalmente en situaciones conflictivas en el campamento del Hospital Naval. "Lejos de agradecer esa intervención de la policía local, entonces vamos en contra también del Ayuntamiento de Cartagena porque ha tenido que intervenir", lamentó Arroyo.

Finalmente, Noelia Arroyo reafirmó su compromiso con los cartageneros y su lucha por el uso adecuado del Hospital Naval, instando al Ministerio de Inmigraciones a actuar con responsabilidad y a respetar la voluntad de los ciudadanos de Cartagena.

El PP exige la comparecencia urgente de Elma Saiz

El Partido Popular ha exigido la comparecencia, con carácter urgente, de la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, en el Congreso y en el Senadp para que "diga la verdad sobre el campamento de inmigrantes dispuesto en el Hospital Naval de Cartagena", según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

La diputada del PP, Isabel Borrego, ha indicado que el PP también ha "solicitado toda la documentación existente relativa a la prórroga de cesión, por un año, que han pactado los ministerios de Defensa y Migraciones de forma totalmente oscura y opaca".

Además, diputados y senadores del PP han registrado una solicitud para visitar las instalaciones del campamento y, así, poder comprobar su estado y adoptar las medidas que "resulten oportunas". Borrego ha destacado que "todas estas actuaciones las hemos desarrollado de la mano de la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, que mantuvo una reunión con nuestros diputados y senadores y ha cursado varias solicitudes para entrevistarse con la ministra Saiz para abordar los planes que tiene el Gobierno, pero todas las solicitudes siguen sin respuesta".

En la misma línea, Borrego ha reclamado "la cesión inmediata de las instalaciones del Hospital Naval al Ayuntamiento de Cartagena para que las instalaciones se destinen a la prestación de servicios sociales y sociosanitarios que beneficien a toda la población".

Reclama que el reparto de menors migrantes sea "equitativo"

Por otra parte, Borrego también ha defendido que el reparto de menores migrantes "se realice de forma lógica, equitativa, atendiendo a los recursos de acogida con los que cuente cada comunidad autónoma y fruto del acuerdo y el consenso del Gobierno con los diferentes territorios".

La diputada ha criticado "la falta de transparencia del Ministerio de Política Territorial, al anunciar el acuerdo con Canarias sobre el reparto de los menores extranjeros sin contar con los gobiernos autonómicos, otra muestra de la imposición con la siempre actúa el Ejecutivo de Sánchez".