José López Martínez, conocido por todos como Pepe López, dice adiós a la política después de 12 años dando guerra. Este jueves dio cuenta a la Comisión Ejecutiva de Movimiento Ciudadano de su decisión de no recoger el acta de concejal obtenida en las elecciones municipales del pasado 28 de mayo, así como su renuncia a la Secretaría General del partido. 

López toma esta decisión después de que MC haya conseguido ocho concejales y «su mayor respaldo histórico en número de votos, además del máximo de representantes institucionales de la formación hasta la fecha», según expone el partido. 

A pesar de todo, fue un resultado muy alejado de los catorce ediles a los que aspiraba y que deja a la formación en una situación algo complicada para poder gobernar, teniendo en cuenta que el PP logró diez.

Aunque ayer no quiso hacer declaraciones, López explica en el mensaje que envió a los militantes deMC que pasa a ser un «militante de base» porque «mi salud no aguantaría otra legislatura entre los que asesinan mi tierra y el futuro de nuestros hijos mientras dicen estar orgullosos del mismo».

Como ya dijo el pasado lunes tras analizar los resultados de las elecciones municipales, «los partidos nacionales se han encargado de plantear estas elecciones en clave nacional», y fruto de esa circunstancia, añade «nos vemos abocados a sufrir a esta panda de ladrones, incapaces y corruptos otros 4 años».

El hasta ahora líder de MC asegura que «el partido está mejor que nunca» y que con sus ocho concejales entiende «que la situación que se va a plantear con este nuevo gobierno obliga a intentar hablar con otras formaciones para sumar los votos que nos dieran el gobierno de Cartagena» y él prefiere mantener su posición «de no pactar con nadie». López finaliza asegurando que debe dar este paso a un lado y «dejar que otros tomen el relevo para que sus triunfos, que serán los de toda Cartagena, hagan olvidar los míos así como mis errores, que han existido.»

López asumió la Alcaldía de Cartagena en junio de 2015 y, según recuerdan desde MC, puso «contra las cuerdas a los distintos grupos de poder municipales, regionales y nacionales» y «si no fue alcalde más de dos años fue precisamente por eso», continúa el comunicado del partido cartagenerista. Ahora, tras 12 años en el Consistorio, gran parte de ellos desde la oposición, «da por cerrada esta etapa política y vuelve a sus ocupaciones personales, a su familia, a sus amigos y a recuperar su vida privada». 

Desgaste personal

Protagonista de algunos de los plenos más tensos en el Ayuntamiento de Cartagena -llegó a llamar «peluca rubia con labios pintados» a Noelia Arroyo, además de «golfa», o «cortito» al concejal Manuel Padín- y con dos condenas firmes por delitos penales, desde MCjustificaban este jueves la dimisión deLópez por «la persecución mediática más despiadada e injusta que se recuerda» y tildaban de vehemencia su forma de expresarse. 

A juicio del partido, esto ha dado a conocer al hasta ahora líder de MC a nivel nacional, pero ha supuesto «un desgaste en lo personal» y es uno de los principales motivos de su marcha , según expuso el número dos, Jesús Giménez Gallo. 

«También es una decisión pensando en todo momento en el proyecto, en Cartagena y en el cartagenerismo. Ha decidido que es el momento de que siga creciendo, con él al lado, pero sin estar como cabeza visible», añadió el número dos del partido.

A raíz de la marcha de López, la Ejecutiva adoptó este miércoles la decisión de iniciar un procedimiento de renovación de sus miembros, para «no mantenernos en funciones ni de manera precaria, incluido el de la presidencia que ostento», aseguró Giménez Gallo. Un proceso que quieren que «se lleve a cabo en unos quince días, en la víspera de la investidura»,matizó. 

A partir de la próxima semana la formación cartagenerista, como segunda fuerza más votada, se pondrá en contacto con todos los partidos para tratar de formar un equipo de Gobierno y «a liderar el proyecto del municipio», en caso de que el partido que ha ganado las elecciones (el PP) no lo haga, ha afirmado el presidente de Movimiento Ciudadano.

Jesús Giménez se postula como nuevo secretario general

Con la marcha de López queda vacante el puesto de secretario general, el cargo de mayor responsabilidad del partido, tal y como establecen los estatutos del partido. Jesús Giménez Gallo será, previsiblemente, uno de los aspirantes a ocuparlo, según ha asegurado él mismo. En todo caso, ha querido dejar claro un mensaje: "No soy José López, no quiero ser José López, ni MC va a ser ser el MC de José López ni el de ningún otro. Movimiento Ciudadano es un partido fuerte, grande y, para mí, el más importante de Cartagena".

Lo que sí es seguro que es que Giménez, como número dos del partido, deberá encargarse de encabezar el Grupo Municipal. "No es menos cierto que es una situación que se ha venido dando durante la legislatura, porque nosotros formamos un equipo y José López me ha delegado en muchas ocasiones las funciones de portavoz, como portavoz adjunto que era", ha explicado.

El PP considera una falta de respeto a Cartagena la decisión de López

El Partido Popular de Cartagena considera como una falta de "respeto" a Cartagena y a sus instituciones la decisión anunciada por José López. "Hay que recordar que hace cuatro días estaba insultando a todos los cartageneros que no le votaron, y ahora se niega a trabajar por Cartagena desde el lugar en el que le han puesto los votantes", señala Álvaro Valdés, portavoz local de los populares. "Todos sospechamos que su intención final era huir a la Asamblea, pero tampoco ha tenido esa oportunidad y por eso se va a su casa". La buena noticia para el PP es que se acaba "por fin un capítulo negro de la historia de Cartagena", en el que, señalan, han sufrido a un personaje "incapaz de dialogar, violento hasta el punto de cargar con dos condenas por delitos penales; que ha sometido a Cartagena y a los cartageneros a una tensión permanente y totalmente injustificada, y nos ha puesto en ridículo ante toda España".

Ana Belén Castejón: «El municipio ha ganado con esta dimisión»

La vicealcaldesa en funciones, Ana Belén Castejón, quien compartió la Alcaldía con José López en la legislatura que abarcó de 2015 a 2019, ha mostrado su «respeto» por la decisión adoptada por el ya exlíder de MC y por el partido al que este representaba. 

Sin embargo, no todo han sido palabras bonitas por su parte. Su relación cuando compartieron Gobierno se fue truncando poco y a poco y durante esta legislatura también han tenido algún que otro encontronazo. 

Por ello, Castejón cree «sinceramente» que «Cartagena ha ganado con esta dimisión, ya que el Ayuntamiento no merece faltas de respeto, insultos ni agresiones verbales constantes como hemos sufrido durante las últimas legislaturas». Ha concluido su mensaje asegurando que «siempre ha defendido el diálogo, el consenso y el respeto a las instituciones» y que «seguirá haciéndolo desde Sí Cartagena», partido que ahora representará ella sola en el Ayuntamiento durante los próximos cuatro años.