Lavado de cara al corazón de El Algar. El Ayuntamiento de Cartagena va a realizar obras para modernizar la infraestructura hidráulica y, al mismo tiempo, renovar el pavimento de las nueve calles que se sitúan en el entorno de la iglesia y de la Casa Rubio, conformando lo que la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha descrito como “un pequeño núcleo peatonal”. 

La actuación abarca las calles Antonio Rubio, Sagasta, Martín Solano, Castelar, Escultura, General Aznar, Libertad, Rentero Vargas y Manuel Antón de El Algar. La inversión total asciende a los 354.000 euros y “esta misma semana se adjudican las obras”, de modo que comenzarán “después de Semana Santa”, según ha afirmado por su parte el jefe del Área de Infraestructuras, Vicente Pérez Zulueta. El plazo de ejecución es de cuatro meses, “pero es una obra bastante ágil”, por lo que los técnicos del Ayuntamiento confían en que “se culminará en menos tiempo”. 

En concreto, el proyecto contempla la modernización de la red de abastecimiento de agua potable, que actualmente es de fibrocemento y “presenta fugas y problemas de presión”, según ha indicado Pérez Zulueta. La actuación conlleva la renovación de todas las acometidas domiciliarias de las nueve calles. En total, se van a instalar unos 307 metros de nuevas redes, conformadas por tuberías de fundición dúctil de 100 milímetros de diámetro. 

Al mismo tiempo, se llevará a cabo una mejora del sistema de drenaje para evitar la formación de grandes charcos. Para ello se van a instalar unos sistemas de captación de aguas de lluvia, consistentes en una serie de imbornales con rejas transversales. Además, se van instalar nuevas canalizaciones para el alumbrado público, que también presenta “un mal estado”, según ha indicado el jefe de Infraestructuras.

Aprovechando estas obras, el Ayuntamiento va a renovar la pavimentación de todas las calles. El objetivo, según ha destacado la regidora, es que la zona sea “más diáfana” y pues las calles son actualmente “en su mayoría estrechas, con aceras pequeñas e incómodas y con un bajo nivel de circulación, prácticamente reducido a los vecinos”. Para ello se van a eliminar los bordillos para que se cree una única plataforma al mismo nivel, de modo que será una “semipeatonalización” de las vías, ya que el tráfico rodado podrá seguir circulando por el mismo lugar en el que lo hacía hasta ahora. El nuevo pavimento será un adoquín de hormigón de 8 centímetros de grosor y se utilizarán distintos colores en el adoquinado para separar las zonas peatonales de las de tráfico rodado. 

Cubiertas de la Casa Rubio

En este mismo entorno el Consistorio llevará a cabo próximamente el proyecto de rehabilitación de las cubiertas de la Casa Rubio de El Algar, una obra que en estos momentos se encuentra “en licitación”, según ha afirmado Arroyo a La Opinión, y cuyo presupuesto asciende a 350.000 euros, dentro del Plan de Barrios y Diputaciones de la Comunidad Autónoma.

Esta primera fase de reparación y rehabilitación de las cubiertas de la Casa Rubio va encaminada a conservar la estética y poner en valor la historia de este edificio, manteniendo la funcionalidad y ajustándolo a toda la normativa sobre seguridad y habitabilidad.

La alcaldesa ha recordado que “para seguir avanzando eso este proyecto presentamos en junio pasado un proyecto de 1,3 millones de euros al Programa de Impulso a la Rehabilitación de los Edificios Públicos (PIREP) financiado con fondos europeos que, en caso de aprobarse, supondría un impulso definitivo al proyecto”.