El Ayuntamiento de Cartagena va a implantar un asistente virtual en su portal web, conocido popularmente como ‘chatbot’, para facilitar a los ciudadanos los trámites administrativos. Se trata de una herramienta a través de la cual podrán hacer consultas sobre, por ejemplo, el horario de atención al público del Consistorio, de los eventos que organiza, o la documentación necesaria para empadronarse o para pedir una licencia de obra y los plazos de entrega, entre otras. Así pues, los usuarios podrán obtener respuestas inmediatas a sus preguntas, a cualquier hora del día, sin tener que llamar por teléfono o visitar el ayuntamiento.

El pliego del proyecto recoge que se pretende también la integración de algunos servicios externos, como la petición de citas previas, incidencias de tráfico o el estado de las playas del municipio.

El asistente ofrecerá una serie de bloques o preguntas predefinidas que se mostrarán a los usuarios al acceder al chat o durante la conversación, cuando se den determinadas circunstancias y que estos podrán seleccionar mediante un click. Al seleccionar uno de ellos, se le mostrará información detallada sobre el tema o bien se le ofrecerá un nuevo conjunto de bloques más específicos.

La herramienta tendrá una tolerancia avanzada a errores ortográficos y de deletreo y a gramática desestructurada o incompleta, la capacidad para entender sinónimos y un soporte de lenguaje no convencional, para entender jergas, coloquios, abreviaturas, expresiones locales, etc.

Además del desarrollo del agente virtual para la web municipal, la oferta deberá incluir la implantación del ‘chatbot’ en redes sociales de gran implantación, como son Whatsapp, Telegram, Facebook Messenger, Twitter o Instagram.

La intención del Consistorio por que esta iniciativa se lance como un proyecto piloto, de modo que vaya mejorando y creciendo «continuamente, al menos de manera mensual», a través del análisis de los datos de uso por parte de los usuarios, de los fallos que estos detecten y de las nuevas necesidades que vayan desarrollando.

60.000 euros

Recientemente ha salido a licitación el contrato para que una empresa instale el sistema. El presupuesto es de 60.000 euros, que el Ayuntamiento ha obtenido de los fondos Next Generation. El plazo de ejecución del contrato será de seis semanas, que se contará desde la fecha de formalización del contrato.