A mitad de 2021 el Ayuntamiento de Cartagena presentó su ambicioso Plan de Movilidad Urbana Sostenible, CartaGO! Dentro de este se enmarcaba la puesta en marcha de un servicio de alquiler de bicicletas y patinetes en el municipio. Desde entonces no se ha sabido nada de ese proyecto, pese a que la alcaldesa, Noelia Arroyo, anunció su licitación para octubre de ese mismo año, pues resulta que el procedimiento ya está ultimado, pero desde hace ya un tiempo el Consistorio está a la espera de que se complete la normativa sobre vehículos de movilidad personal, con el reglamento pendiente de aprobar por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT), según han confirmado fuentes municipales a La Opinión. Pues ese reglamento establecerá normas de seguridad como podría ser el uso del casco o la obligatoriedad de los seguros, que el Gobierno local quiere conocer antes de cerrar los pliegos del proyecto.

Cartagena carece de un sistema público de préstamo de bicicletas desde 2013. El nuevo proyecto contaría, en palabras de la edil de Ciudad Sostenible, Cristina Mora, con una aplicación informática, que identificará a los usuarios, y un dispositivo de geolocalización de todos los vehículos. Así, los usuario correrían con los posibles gastos por robo, extravío o deterioro de la flota mediante un contrato de responsabilidad que recogiera sus datos personales, incluidos DNI y dirección de residencia habitual.

Los planes municipales prevén una horquilla de unidades en uso simultáneo de entre 300 y 500, con la incorporación además de bicicletas y patinetes eléctricos en siguientes fases. Para la viabilidad de la iniciativa resultaría fundamental la ubicación de puntos de alquiler en los barrios más poblados.

La propia regidora también informó sobre el establecimiento de lugares de préstamo en aparcamientos disuasorios, como el Centro Comercial La Rambla o el Estadio Cartagonova, que permitirían el uso del servicio a los vecinos de las diputaciones una vez estacionen su automóvil. Y planteaba, además, el préstamo en La Manga y Cabo de Palos, en temporada alta.

Actual ordenanza

El Pleno del Ayuntamiento aprobó en noviembre de 2021 el texto definitivo de la nueva Ordenanza municipal de regulación de Vehículos de Movilidad Personal (VPM), que regula el uso de bicicletas y patinetes en la ciudad. Esta obliga a los conductores de estos VPM a circular por la calzada y recoge como muy recomendable el uso del casco y el seguro de responsabilidad civil, pero no lo prohíbe de forma expresa al no existir aún una norma superior que lo ampare. Es por ello que el Consistorio está a la espera de que entre en vigor la nueva normativa estatal de la DGT, que contemplará la obligatoriedad del uso del casco y que el Gobierno incorporará automáticamente a la norma local.