La Concejalía de Vía Pública ha acometido esta semana una obra exprés para ampliar la nueva zona en la que se ubica el mercadillo de Cabo Palos. Según indican a La Opinión fuentes municipales, los operarios «están ya limpiando, aplanando el terreno y asfaltando la zona que se va a ampliar, para que esté todo listo para el próximo domingo». 

Y es que los comerciantes, en señal de protesta, se negaron a montar sus puestos la semana pasada en la nueva ubicación, en la calle Brezo, situada entre el Spar y Marina Center, pues alegaban que el espacio que se había habilitado era muy reducido, lo que ocasionó problemas de carga y descarga.

Un traslado que, según afirmó el concejal de Vía Pública, Juan Pedro Torralba, se pactó en la reunión que mantuvo con los representantes de la Asociación de Vendedores de Plazas y Mercados de Cartagena, la Asociación de Comercio Ambulante de la Región (Venam) y la Asociación de Vendedores del Sureste (Acosur).

Sin embargo, los vendedores se encontraron con que «tan solo contaban con módulos de apenas cinco metros por dos metros», según relata a La Opinión uno de ellos, lo que limitaba el espacio para montar los puestos. Algo que, según Torralba, «los dueños de los puestos ya conocían, pues debido a la complejidad de la tramitación administrativa no se podía hacer la ampliación hasta el 4 de diciembre», por lo que «quedó a su propia voluntad el no instalarse».

De cara al domingo de esta semana todavía hay incertidumbre por parte de los comerciantes. La dueña de uno de los puestos, con la que ha contactado este diario, asegura que «sí que montará y prestará sus servicios», pues debe hacerlo por circunstancias personales que la obligan a «no permitirse el lujo cesar su actividad una semana más». 

Piden aún más espacio

Esta vendedora considera que, al igual que ella, otros vendedores (aunque puede que no todos) también decidan montar su puesto el próximo domingo, en vistas de que se ha ampliado el espacio.

A pesar de la ampliación del espacio, algunos comerciantes consideran que las medidas actuales de los módulos que estipula la actual ordenanza, de 6 por 3 metros máximo, son «insuficientes» para dar cabida a sus negocios.

«Deberían hacer lo mismo que en ciudades como Valencia, Alicante o Murcia, donde hay módulos de 12 y 8 metros. La ordenanza actual está anticuada y no nos permite expandirnos y prosperar», denuncia esta vendedora.

El Cénit abrirá los sábados

El mercado semanal de Ribera de San Javier, conocido también como el mercadillo del Cenit, que se celebra los miércoles, ha obtenido autorización para abrir los sábados 3, 10, 17, 24 y 31 de este mes de diciembre. Los puestos permanecerán abiertos en su horario habitual.

Además, y de cara al puente de la Constitución y la Purísima la semana próxima, el mercado semanal de Los Belones, que se celebra los martes, estará abierto el 6 de diciembre, y los puestos de venta ambulante de La Palma, La Aljorra y Los Dolores, que abren los jueves, estarán operativos el 8 de diciembre. 

Por otra parte, el mercado Santa Florentina también abrirá los próximos 6 y 8 de diciembre, según ha podido saber La Opinión.