Kiosco

La Opinión de Murcia

Quejas

Opositores a Policía Local de Cartagena denuncian irregularidades en las pruebas

Consideran que no se midieron correctamente los tiempos en los test de velocidad

Agente de la Policía Local de Cartagena. R. D. C.

Numerosos aspirantes a las 55 plazas de Policía Local de Cartagena, cuyas oposiciones comenzaron el lunes de la semana pasada, han denunciado irregularidades en una de las pruebas físicas que se celebraron el 17 de junio. En concreto en la de velocidad de 50 metros.

Según afirman en un escrito que han remitido al Ayuntamiento de Cartagena y al que ha tenido acceso La Opinión, tras la conclusión de la prueba surgieron numerosas quejas. Tanto personas aprobadas como suspensas alegaron que los tiempos, tomados a través del sistema de la Foto Finish, no cuadraban por muchas milésimas con los que normalmente hacen en otras pruebas oficiales, medidas manualmente por expertos.

Ante esto, un grupo de aspirantes que había sido eliminado en la prueba solicitó al tribunal y los jueces que se les informara del margen de error de la Foto Finish, a lo que estos respondieron que dicho sistema «no tenía margen de error alguno y que únicamente podían reclamar un error en la transcripción de los tiempos», según aseguran los opositores que denuncian el caso.

Tras esto, al insistir los participantes en que «todo instrumento de medida debe estar certificado y pasar un control metrológico cada cierto tiempo», los jueces reconocieron, «después de negarlo en varias ocasiones, que la cámara sí que pasa por este tipo de control», destacan. Estos pidieron dicho certificado, que le negaron y exigieron que lo solicitaran por escrito.

Según queda estipulado en el reglamento técnico del atletismo, el sistema de medición debe comprobarse cada cuatro años y poseer un certificado, y no solo la cámara, como se les comunicó a los opositores. También debe especificarse el margen de error existente, independientemente del calibrado inicial, que debe ser inferior a 0.001, mientras que «a los opositores sólo le enseñaron en el ordenador un dato con una décima menos (0.00), por tanto les faltó información», subrayan.

Además, el sistema debe ser capaz de imprimir una foto con los tiempos, especificando si alguno se ha manipulado manualmente, cosa que no se hizo en las pruebas de la pasada semana, ya que «se dieron los resultados escritos a bolígrafo», denuncian.

Asimismo, según la normativa, debería haber por lo menos dos cámaras de Foto Finish en acción, una designada como oficial y otra suplementaria, que se usaría en caso de duda con la primera, una medida que tampoco se tomó en la prueba de velocidad, así como la utilización cronometradores de apoyo.

Muchos de los participantes que mostraron sus quejas tras la prueba de los 50 metros, pero que participaron durante la tarde de ese mismo día en la de resistencia de 1.000 metros, aseguraron que los tiempos estaban exactos, lo que les hace pensar que «la máquina utilizada por la mañana estaba fallando, bien por un mal calibrado, o bien porque no se estaban aplicando los margen de error del sistema».

A esas quejas se le sumaron otras, como la forma de dar la salida, que en lugar de ser «a sus puestos» y «listos», tal y como dicta el reglamento técnico del atletismo, se omitió el «listos», hecho que según afirman los denunciantes, «no les había sucedido en ninguna oposición».

Ante todo esto, los perjudicados han solicitado en el escrito la anulación y repetición de las pruebas en la que se ha utilizado el sistema de cronometraje que denuncian, «al no darse las garantías conforme al reglamento de su utilización». Asimismo, han asegurado que, en caso de ser necesario, interpondrán un recurso contencioso-administrativo.

Compartir el artículo

stats