Kiosco

La Opinión de Murcia

Medio ambiente

A licitación el paseo de las Salinas de Marchamalo 4 años después

El Partido Cantonal critica la demora del proyecto, presentado por Fernando López Miras en 2018

Salinas de Marchamalo, en La Manga. PCAN

La Consejería de Medio Ambiente ha sacado a licitación la construcción de un paseo en las Salinas de Marchamalo, en La Manga, que incluye puentes de madera, áreas de descanso, puntos de observación de aves y carteles interpretativos de la flora y la fauna de este importante enclave natural.

Las empresas podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 21 de junio para llevar a cabo el proyecto, para el que se destinará una inversión de 326.000 euros y cuyas obras tienen un plazo estimado de dos meses, según han destacado a La Opinión fuentes de la Comunidad Autónoma.

Un proyecto que sale a la luz cuatro años después de que lo anunciara el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, enmarcado dentro del plan ‘La Manga 365’ y que trata de fomentar la desestacionalización de la actividad económica de La Manga más allá de los tres meses de verano.

El retraso de la puesta en marcha de su construcción ha generado las críticas del Partido Cantonal de Cartagena (PCAN), que califica los anuncios del máximo mandatario regional como «una avalancha de propuestas para La Manga y su entorno que con el paso de los años quedan sin concreción ninguna».

Las Salinas de Marchamalo, ubicadas justo al comienzo de La Manga, cuentan con hasta cinco figuras de protección ambiental de carácter europeo, entre las que destacan las de Lugar de Interés Comunitario (LIC) y la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), con presencia estable de colonias de flamencos y otras especies acuáticas de alto valor ecológico. Por todo ello, el Partido Cantonal de Cartagena ya reclamó con anterioridad la catalogación del paraje como Parque Regional en 2016.

A raíz de esta petición, según asegura la formación, «la Administración autonómica puso sobre la mesa diferentes iniciativas coincidentes en parte con la propuesta del PCAN. Entre las cuales, destacaba la construcción de un centro de interpretación y museo gráfico del patrimonio natural del enclave. Todo quedó en nada una vez más y la zona presenta una evidente imagen de abandono».

Según ha precisado a La Opinión el secretario general de la formación, Celestino García Alfaro, la propuesta de su partido era la de hacer en la zona un parque natural igual que el de las salinas de San Pedro del Pinatar, «el cual se encuentra actualmente perfectemente acondicionado y es visitable en todas las estaciones del año», ya que «al situarse a escasos kilómetros de distancia, presentan las mismas características ecológicas, como es la mencionada presencia de flamencos».

El Partido Cantonal de Cartagena considera «muy necesario» este conjunto de acciones en las Salinas de Marchamalo «ya que atraería a visitantes en periodos alejados de época estival y con ello la principal playa del municipio daría un paso más para la desestacionalización de su actividad económica. El gran caballo de batalla de La Manga del Mar Menor desde su nacimiento como polo turístico y que queda siempre pendiente en la hoja de ruta de los políticos gobernantes sean de un signo o de otro, tanto a nivel regional como local».

Aseguran que reasfaltarán «cuanto antes» la carretera RM-602

Frente a las numerosas quejas expuestas por parte de los trabajadores de Sabic y los propios vecinos, la Comunidad asegura que llevará a cabo un reasfaltado integral en la carretera de La Aljorra, que permite el acceso a la fábrica (RM-602), aunque sigue sin dar fechas concretas. Fuentes de la Consejería de Infraestructuras han asegurado a este diario que «actualmente se están estudiando todas las vías posibles para abordar la actuación cuanto antes». Desde el comité de empresa de Sabic volvieron a denunciar hace unos días un nuevo «chapucero parcheo de baches, llevado a cabo de forma manual con pala y regadera», el cuarto que se acomete desde febrero, según aseguran. «Esto no es lo que acordamos ni con la dirección general de carreteras y conservación ni con el propio ayuntamiento de Cartagena», lamentan.

Compartir el artículo

stats