Kiosco

La Opinión de Murcia

S-81

El submarino Isaac Peral se estrena en las aguas de Escombreras

Partió desde el astillero de Navantia hacia mar adentro para realizar pruebas de navegación en superficie

22

El submarino Isaac Peral comienza las pruebas de navegación en las aguas de Escombreras Loyola Pérez de Villegas

El S-81 Isaac Peral, primer submarino de la serie S-80 que construye Navantia para la Armada Española, superó este viernes, sin mayores inconvenientes ni incidencias reseñables, su primera navegación por superficie en aguas de la bahía de Cartagena. De esta forma el buque inició su recta final de superación de hitos de seguridad de cara a su entrega a la Armada en abril de 2023.

El buque partió desde el astillero de Navantia, acompañado de varias embarcaciones, en torno a las 9.20 de la mañana hacia mar adentro. Muchas personas, congregadas en el Faro de Navidad y en el de La Curra, arroparon expectantes su salida. El S-81 estuvo casi cuatro horas realizando pruebas en aguas cercanas a Escombreras, hasta su llegada de nuevo al astillero en torno a las 13.00 horas.

El submarino Isaac Peral se estrena en aguas de Escombreras Loyola Pérez de Villegas

Durante la navegación, “la dotación pudo tener una primera toma de contacto con el buque”, según destacó el director del Astillero de Navantia en Cartagena y del programa S-80, Germán Romero Valiente. En este sentido se llevaron a cabo una serie de pruebas preliminares de manejo de timones, máquinas y se realizaron distintas maniobras para comprobar cómo reaccionaba el submarino. También se llevaron a cabo ensayos de que sucedería si cae un hombre al agua.

Romero calificó como “todo un éxito” esta primera navegación del S-81, puesto que “no se registró ninguna incidencia reseñable”. El director del astillero se mostró “muy satisfecho con el cumplimiento de uno de los hitos más importantes dentro del programa de los S-80, un programa que supone un enorme salto tecnológico, tanto para la Armada como para Navantia”. La empresa de construcción naval, “con esta línea de S-80 se convierte en toda una autoridad de diseño de submarinos y permite que España entre a formar parte de ese grupo reducido de países que disponen de la capacidad de poder diseñar, construir y mantener submarinos”, añadió.

"El cumplimiento de este hito nos permite iniciar el proceso de ensayos en el mar, que da continuidad a las más de 400 pruebas elementales que se han realizado en el puerto", subrayó. A partir de ahora, Navantia  “seguirá dando pasos para conseguir la entrega del submarino en abril de 2023”, aseguró Romero.

“Es un día histórico para la Flotilla de Submarinos, para los submarinistas y para Cartagena”, exclamó por su parte, el Comandante de pruebas del S-81 y Capitán de Navío de la Armada, Juan Manuel Torrijos, quien aseguró que “la navegación fue estupendamente, mejor de lo esperado para ser el primer día y teniendo en cuenta que es un buque de pruebas y que hubo un poco de viento”. Asimismo destacó que “la tripulación está muy contenta, pues llevaban dos años de formación y casi medio año de simuladores y ya tenían ganas de tocar el submarino”. Durante las últimas tres semanas también estuvieron haciendo adiestramientos en el puerto y llevaron a cabo un crucero simulado, en el que pasaron 36 horas dentro del buque para comprobar que su habitabilidad era adecuada.

La tripulación del buque para esta primera prueba fue de unas 40 personas, entre la que se encontraban miembros de la dotación y personal especializado en la propulsión y en el motor eléctrico que mueve el submarino. Sin embargo, durante los periodos de prueba posteriores el número de tripulantes puede ser mayor, ya que se incorporará a personal de equipos clave en función de los elementos a analizar. La tripulación final será de 53 personas, entre las cuales se encuentran cinco mujeres, según aseguró Torrijos.

Futuras pruebas próximamente

El martes y el jueves de la semana que viene se llevarán a cabo las pruebas relativas a los sistemas de propulsión y maniobrabilidad. Asimismo, tendrán lugar el resto de navegaciones en superficie, tras las cuales comenzará un periodo de mantenimiento del submarino que, tras haber estado un año a flote, permanecerá varado en el astillero de Navantia durante los meses de verano de cara a su preparación para la tan esperada fase de inmersiones. En primer lugar tendrá lugar una inmersión estática en la Algameca Chica, para comprobar cómo funciona la flotabilidad del submarino y una vez ya se compruebe que se maneja correctamente, se harán inmersiones de prueba en mar adentro hasta su entrega a la Armada.

La construcción de la serie S-80 avanza sin inconvenientes

Navantia continúa con la construcción de los otros tres submarinos de la serie S-80, “cumpliendo con los plazos previstos en la planificación”, según destacó el director del astillero de la constructora naval en Cartagena, Germán Romero Valiente. El S-82 Narciso Monturiol es el que se encuentra en el proceso más avanzado, ya que está llevando el montaje definitivo de algunas de sus secciones, según destacó Romero. El S-83 Cosme García, en el cual se incorporará el sistema AIP, que permite al sumergible tránsitos de hasta tres semanas sin tomar oxígeno del exterior, “tiene ya sus secciones de casco resistente preparadas”. Por su parte, el S-84 Mateo García de los Reyes se encuentra en una fase “mucho más inicial”, puesto que todavía se está llevando a cabo la construcción de su casco resistente. Romero afirmó que Navantia cumplirá el plazo previsto de entrega de los submarinos a la Armada. De este modo, el S-81 se entregará en abril de 2023.

Compartir el artículo

stats