Kiosco

La Opinión de Murcia

Infraestructuras

Costas obliga al Ayuntamiento de Cartagena a construir un nuevo emisario en Cala Reona

El Consistorio ha encargado la redacción del proyecto a la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región

Fragmento del emisario que apareció hace unas semanas varado en las arenas de la playa de Calblanque. IVAN URQUIZAR

La Demarcación de Costas ha transmitido al Ayuntamiento de Cartagena que "no autorizará otra cosa que no sea la construcción de un nuevo emisario en Cala Reona", según ha afirmado el concejal de Infraestructuras, Diego Ortega, durante el Pleno celebrado este jueves. De este modo queda descartada la opción de proceder a su reparación, tal y como había planteando el Consistorio, que estaba evaluando el coste y buscando vías de financiación. En este sentido, “el Ayuntamiento ha solicitado a la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (Esamur) que redacte el proyecto de construcción", ha destacado el edil. 

El emisario se rompió el pasado a principios de abril a causa del fuerte temporal que azotó a la comarca, por lo que se tuvieron que extraer del mar sus restos, lo cuales todavía siguen apareciendo en distintos puntos de la costa. Desde entonces, la infraestructura ha estado vertiendo aguas tratadas de la depuradora Cabo de Palos Sur.

Ortega ha revelado esta información como respuesta a una moción de MC presentada por su portavoz adjunto, Jesús Giménez Gallo, en la que instaba a iniciar la tramitación de expedientes para sancionar a la concesionaria que gestiona las EDAR Mar Menor Sur y Cabezo Beaza "por los dos vertidos con graves consecuencias medioambientales que se han producido –y se están produciendo- en 2022 desde éstas al Mar Mediterráneo y la Mar Menor, respectivamente". Una iniciativa que no salió adelante.

Por su parte, el portavoz adjunto de MC, Jesús Giménez Gallo, ha destacado que "las tres obras que ha habido en el emisario lo han dejado tan roto que Costas ha obligado a construir uno nuevo". Respecto a la necesidad de instalar un aliviadero en la depuradora de Cabezo Beaza, cuyas balsas se desbordaron el pasado abril debido al episodio de lluvias, Giménez Gallo ha afirmado que "en caso de no disponer de los siete millones de euros para llevar a cabo el proyecto que se estaba valorando", su partido está planteando una iniciativa "menos costosa, en colaboración con con grupos de ecologistas, un ingeniero y un arquitecto", y tiene pensando llevarla al próximo Pleno. "Nosotros también estamos trabajando en otras soluciones que no sean el aliviadero", le ha respondido el concejal de Infraestructuras, Diego Ortega.

Asimismo, el portavoz adjunto de MC ha lamentado que "no se le dieran explicaciones" sobre la gestión de las EDAR por parte de Hidrogea. "Creemos que cuando una empresa está al cargo de la depuración de las aguas de un municipio y esa depuración genera dos daños medioambientales, lo mínimo que tiene que hacerse es abrir diligencias informativas que deben servir para que el ciudadano pueda creer en las instituciones", ha sentenciado.

Compartir el artículo

stats