Kiosco

La Opinión de Murcia

Hespérides

La emoción por el reencuentro arropa la vuelta del Hespérides

El buque recaló ayer en el puerto tras finalizar su última campaña antártica

32

El Hespérides regresa a casa Urquízar

El buque de investigación oceanográfica Hespérides recaló ayer en el Puerto de Cartagena, arropado por los aplausos, la emoción y las lágrimas de las decenas de familias que aguardaban a sus más de 60 tripulantes. El barco, que puso fin a su vigésimo sexta campaña antártica tras cinco meses en la mar, arribó al muelle Juan de Borbón del Arsenal al son de las bocinas de los buques, que retumbaban con fuerza por todo el puerto para darle la bienvenida.

Los tripulantes recibieron con gran emoción a sus familias. | IVÁN URQUÍZAR

Durante su expedición, el Hespérides surcó los mares y océanos del planeta durante un total de 22.000 millas, el equivalente a una vuelta completa al mundo.

Laura abraza a su madre, a la que se econtró por sopresa.

Entre el 15 de enero y el 1 de abril navegó a través de aguas del Tratado Antártico y alcanzó los 71º 20’ S, la latitud más austral jamás alcanzada por el buque en su historia.

Con un cartel en el que se podía leer «Bienvenido super papá. Te extrañé mucho», fue recibido César, que no tenía palabras para expresar la felicidad que sentía. «Desde que uno zarpa, ya desea volver con su familia», aseguró.

Fanery, su madre, no cabía en sí de la alegría y la emoción tras volver a ver a su hijo. Pese a que reconoció «no estar muy de acuerdo» cuando César comenzó en ese trabajo, pero admitió estar «tremendamente orgullosa de él». También le recibieron su mujer Maria Ángeles, y sus dos hijos, Yoset, de 11 años, y Naara, de 9.

Decenas de familiares recibieron en el muelle del Arsenal la llegada de los tripulantes tras cinco meses en la mar

decoration

Respecto al brote de coronavirus que sufrió el buque cuando se encontraba navegando por el Mar de Hoces el pasado febrero, que le obligó a detenerse durante unas tres semanas, el comandante del Hespérides, el Capitán de Fragata Tomás Cordón, destacó que «a pesar de los riesgos, se pudo continuar con la campaña, cumpliendo, en gran parte, los objetivos marcados». El parón tan solo afectó el desarrollo de unos de los tantos proyectos científicos que se llevaron a cabo, según aseguró.

Una vez finalizada la Campaña Antártica, el Hespérides zarpará de nuevo el próximo 26 de mayo para comenzar la Campaña ZEEE-22 en aguas del Mediterráneo, y que concluirá el 24 de junio, con el objetivo de llevar a cabo el levantamiento sistemático de datos del fondo oceánico en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) española.

Compartir el artículo

stats