El Gobierno municipal de Cartagena pedirá explicaciones al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acerca de la ubicación definitiva del Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Cartagena, que el Estado está construyendo en El Espalmador, con la oposición de la ciudadanía cartagenera y la corporación municipal de la ciudad portuaria al completo. El Ayuntamiento de Cartagena teme que la ubicación del CATE interfiera con el proyecto ‘De Faro a Faro’, que pretende integrar esta zona en la ciudad, impulsado por la Autoridad Portuaria y el Consistorio. «Ya tenemos el proyecto casi terminado y queremos comenzar a desarrollar las actuaciones», indicó la alcaldesa Noelia Arroyo. Por este motivo, el Gobierno municipal llevó al Pleno este jueves una moción de urgencia en la que instan al ministro que dé las instrucciones precisas para que se analice con urgencia la idoneidad de un espacio ubicado en la falda del monte de Galeras. «Se trata de un espacio que es propiedad de la Armada, contamos con su consentimiento y con el de los vecinos», explicó Arroyo.

A propuesta de la edil de Vox, Pilar García, el Ayuntamiento de Cartagena también negociará con el Ministerio de Defensa para recuperar las baterías de costar de titularidad militar y ponerlas en valor a través de la colaboración entre entidades públicas y privadas «que permita acometer su restauración», indicó la concejala de Vox. La moción no contó con el apoyo de Unidas Podemos, que mostró su rechazo a «privatizar las baterías», señaló la edil Aroha Nicolás.

Así, el Pleno también respaldó la propuesta de MC Cartagena para la puesta en marcha de un plan de actuación integral y consignación presupuestaria que englobe varias actuaciones en acantilados, calas y senderos de la costa, ya que el estado de algunos de estos caminos resultan «peligroso» para los cartageneros, como indicó el concejal Enrique Pérez Abellán.

Tras las quejas de ciudadanos y trabajadores de las Omitas de Cartagena, la corporación también ha dado el visto bueno a dos mociones de UP y MC encaminadas a reforzar el personal en las oficinas con mayor carga de trabajo, para acabar con los retrasos de más de veinte días en las citas para trámites administrativos.

Del mismo modo, la corporación municipal aprobó dos propuestas de MC para otorgar de mayor proyección patrimonial y jurídica a los faros de Cabo de Palos, Escombreras y Portmán. También a petición de MC, los concejales votaron a favor de «defender los valores patrimoniales de la Estación de Telegrafía sin hilos y radio costera de Cabo de Palos.

Cartagena pide becas de transporte para sus alumnos universitarios

El Ayuntamiento de Cartagena pedirá a la Comunidad Autónoma becas de transporte para los universitarios que estudian fuera del término municipal. Así lo decidieron por unanimidad los concejales del Pleno durante la sesión de este jueves a través de una moción de la edil de MC Cartagena, María José Soler, en la que pidió «equidad» entre los municipios de la Región, ya que en este momento tan solo disfrutan de esta beca de transporte los alumnos del municipio de Murcia. Así, el Pleno solicitó extender esta ayuda «a todos los estudiantes universitarios de la Región de Murcia que estudien fuera de sus municipios», indicó Soler, para que los universitarios de la Región estén en igualdad de condiciones.

Del mismo modo, también a petición de MC Cartagena, el Ayuntamiento instará a la Comunidad Autónoma a que la nueva línea de autobús Cartagena-Cabo de Palos amplíe su itinerario y llegue hasta La Manga para evitar transbordos a los vecinos.

La iniciativa se aprobó incluyendo la enmienda de la edil del Gobierno María Casajús, pese al rechazo de MC a añadirla. La enmienda insta al Gobierno y la Comunidad Autónoma «a trabajar junto a las empresas concesionarias para mantener el servicio directo entre Cartagena y La Manga; y también a colaborar para que los transbordos y embarques en las líneas de Cabo de Palos se produzcan en las mejores condiciones de comodidad y seguridad de los viajeros», recoge el texto.