La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, solicita la convocatoria de una Junta Local de Seguridad monográfica para "combatir el problema" de los botelleos y actos violentos que se vienen dando últimamente en la ciudad. El último, este sábado, generó miedo entre la población ya que cuatro jóvenes fueron acuchillados mientras cientos de jóvenes se concentraban en el aparcamiento de Antigones.

"Los últimos acontecimientos del finde semana han revelado problemas de seguridad ciudadana que están vinculados a los botellones y que son de una gravedad superior a las molestias que normalmente se generan por suciedad y ruidos", ha declarado la alcaldesa. Además, asegura que la preocupación está creciendo ante los últimos episodios con implicados que podían tener antecedes por violencia y se está generando alarma entre los vecinos.

"Se está generando preocupación por parte de todos: alarma entre los vecinos y las instituciones, que piden nuevas medidas ajustadas a la gravedad del problema". Arroyo recuerda que este verano los agentes de Policía Local fueron víctimas de agresiones en otros botellones y que la dispersión y nuevas características de estos nuevo botellones dificultan la previsión y control que trascienden a las capacidades de la policía.

Por lo tanto, ha solicitado la celebración de una Junta de Seguridad monográfica para valorar la situación. "Hay que afrontar nuevas respuestas y soluciones ante estos fenómeno de violencia y poder definir estrategias conjuntas con Policía Nacional y Delegación del Gobierno para poder combatir este problema", concluye.