Aena ha adjudicado a una empresa de Cartagena 18 avionetas que se encuentran abandonadas en el aeropuerto de Valencia para su desguace. Se trata de aeronaves que llevan años estacionadas en las instalaciones de Manises, pero ya no están en condiciones de volar.

La compañía que gestiona los aeropuertos públicos y que tiene la concesión del aeropuerto de Corvera ha optado por convocar una subasta para buscar una empresa que encarge de retirarlas de las dependencias en las que se encuentran y de desmontarlas.

La empresa de Cartagena Konyxagui se ha adjudicado el contrato y ahora iniciará los trabajos de desguace en las instalaciones del aeropuerto.

Esta compañía ya tiene experiencia en operaciones de este tipo, porque el año pasado se adjudicó el desguace del submarino Siroco, que fue dado de baja por la Armada en 2012 después 29 años de servicio y se encontraba inmovilizado en el Arsenal de Cartagena.

Para poder seguir navegando después de 2.300 días de mar y más de 33.000 horas de inmersión habría necesitado una elevada inversión en una carena que no consiguió la dotación presupuestaria necesaria en plena crisis económica. Tras años en desuso salió a subasta y se lo adjudicó la empresa que ahora demontará las 18 avionetas del aeropuerto de Manises para reciclar sus componentes y eliminar los residuos no aprovechables.

Este tipo de aeronaves son abandonadas por sus propietarios cuando se averían porque ya no tienen interés o los recursos económicos necesarios para costear la reparación.

En algunos casos se trata de avionetas que se han quedado en desuso y se han ido deteriorando con el tiempo. 

La empresa adjudicataria está especializada en servicios navales e industriales y está establecida en Cartagena desde 1940.