Tras el primer fin de semana de las fiestas de Carthagineses y Romanos, en el que al Ayuntamiento de Cartagena le llovieron críticas por parte de los sindicatos de Policía Local, el equipo de Gobierno local, junto con la Jefatura de Policía, la Federación de Tropas y Legiones y los propios hosteleros, con la patronal Hostecar como representante, se reunieron este lunes para hacer balance de las tres primeras noches de celebración en el centro.

A pesar del dispositivo policial que el Ayuntamiento organizó de cara a las fiestas, con 310 agentes desplegados en el centro de la ciudad y la feria por día, cientos de jóvenes bebiendo en plena calle se han dejado ver en las noches del viernes y el sábado en el casco histórico. Algo que desde la Junta de Personal del Ayuntamiento, representada por UGT, CCOO, SIME y CSIF, reprochaban al Consistorio este domingo.

Es por ello que el Ayuntamiento de Cartagena solicitó este lunes a la Consejería de Salud que le delegue las competencias para sancionar de forma directa la venta de alcohol a menores y su consumo en la vía pública con la intención de «tener el control para evitar botellones en el centro», indican fuentes del Gobierno municipal.

Así, la Administración local también ha solicitado al Gobierno regional sancionar de forma directa «el consumo o la tenencia ilícita de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en espacios públicos municipales», indicó la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo.

Esta petición, consensuada entre Ayuntamiento y Policía Local, ha sido formulada a través de la Concejalía de Vía Pública, y según la alcaldesa, esperan que se haga efectiva en los próximos días, coincidiendo con el grueso de las celebraciones de las fiestas de Carthagineses y Romanos.

Policías, hosteleros y Federación, coinciden con la alcaldesa en que los «puntos negros» son «calle del Aire, Plaza San Francisco, calle Honda, calle Cañón», donde Arroyo insiste en que «es fundamental que se respeten los permisos perimetrales que se tienen a la hora de instalar las terrazas, ya que «si se incumple ya se impide el paso a los vecinos que habitan en el centro hasta sus residencias y se limita el tráfico peatonal fluido en esas calles», incidió la alcaldesa de la ciudad portuaria.

La Policía Nacional informó al Ayuntamiento este lunes de la inmediata incorporación de 24 nuevos agentes llegados a Cartagena a labores de seguridad ciudadana, que servirán de refuerzo durante el fin de semana grande de las fiestas.