La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Cartagena, que dirige la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, ha dado a los propietarios de un inmueble situado en la calle Jabonerías 72 horas para que ejecuten las obras de apuntalamiento y saneamiento de su fachada o, en caso contrario, las ejecutará el propio Ayuntamiento de forma subsidiaria.

Los propietarios del inmueble, situado en el número 35, tienen hasta hoy para responder al requerimiento del Ayuntamiento. «La seguridad de los ciudadanos es prioritaria. Por este motivo, estamos intensificando las inspecciones y solicitamos a los propietarios que reparen los daños que detectamos. En esta ocasión, los propietarios no han atendido a nuestras peticiones, por lo que ejecutaremos las obras de forma subsidiaria y, posteriormente, le remitiremos la factura», indicó la concejala de Urbanismo.

El coste provisional de las obras se ha valorado en 12.300 euros, haciéndose cargo el propietario de todos los gastos que se generen derivados del incumplimiento de su obligación de reparar los desperfectos existentes, de conformidad a lo dispuesto en los artículos 100 y 102 de la Ley 39/15, de 1 de octubre.

Además, se han interpuesto sanciones a los propietarios de dos inmuebles situados en la Plaza San Francisco y en la calle del Carmen por llevar a cabo actuaciones en sus fachadas sin disponer de los permisos pertinentes.

En el caso de la plaza San Francisco, se trata de obras sin autorización municipal en la fachada de un local situado en la planta baja de un edificio catalogado, dentro del Bien de Interés Cultural (BIC) del Conjunto Histórico Artístico Casco Antiguo de Cartagena.

Los propietarios de otro inmueble en la Plaza San Francisco han sido sancionados por hacer obras sin autorización

«Exigimos que la normativa se cumpla en todo el término municipal, pero en el centro histórico vamos a ser especialmente estrictos, ya que contamos con importantes joyas arquitectónicas y patrimoniales, por cuya conservación debemos velar. No vamos a permitir que nadie destruya el patrimonio de los cartageneros», explicó Castejón.

En los dos últimos años, Urbanismo ha detectado un total de 432 deficiencias en edificios. En 2020, se abrieron 260 expedientes, mientras que, de enero a agosto de 2021 se han abierto 172 expedientes, produciéndose un incremento del 13 por ciento con respecto al año anterior.