Política

El Pleno pide una reunión urgente a la Delegación sobre la ubicación del nuevo CATE

Exigen que se consensúe la nueva localización del Centro de Atención Temporal de Extranjeros

Votación en el Pleno extraordinario celebrado ayer en Cartagena.

Votación en el Pleno extraordinario celebrado ayer en Cartagena. / Iván Urquízar

L.O.

El Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Cartagena de este jueves aprobó la enmienda presentada por parte del Gobierno municipal en la que reclaman al «Gobierno de España que, mediante una reunión inmediata con el delegado del Gobierno, José Vélez, se consensúe la ubicación del Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE)», que se está construyendo en la playa del Espalmador. Asimismo, el texto enmendado detalla que deben tenerse en cuenta las posturas de los representantes del Ejecutivo local, de los grupos políticos municipales, así como de las entidades y cuerpos de seguridad que se encargan de las tareas de rescate.

Constructores trabajando en las obras del CATE junto a la playa del Espalmador, ayer.

Constructores trabajando en las obras del CATE junto a la playa del Espalmador, ayer. / mar i.león/ l.o.

La iniciativa que salió adelante con los votos favorables del Gobierno local y el edil no adscrito Gonzalo Abad, cambia la moción original del partido de la oposición MC Cartagena que «exigía rechazar explícitamente la ubicación» porque sospechan que no va a ser «provisional», como así promete el Gobierno central. Durante su intervención, Jesús Giménez Gallo, de MC, acusó al Gobierno local de traer una propuesta al Pleno para validar el CATE ya que «no va a haber consenso» y no apoyó ni la moción ni la enmienda. La alcaldesa Noelia Arroyo, dejó constancia durante la sesión de que «el Ayuntamiento no tuvo conocimiento en ningún momento de esta decisión tomada por el Ministerio» y aclaró que no es competencia municipal.

Por otro lado, fueron votadas favorablemente las mociones de urgencia presentadas por el Gobierno local de pedir al Ministerio de Ciencia y Defensa que acelere la fabricación de los buques de investigación oceanográficos que van a sustituir al Hespérides y que sus bases estén en Cartagena como es el caso del buque actual; además de la iniciativa de solicitar a la Autoridad Portuaria que gestione con el Ministerio de Transportes la aplicación del 1,5% cultural, que supondría unos 500.000 euros, procedente de sus inversiones para la restauración de la Basílica de la Caridad que es Bien de Interés Cultural (BIC) y casa de la patrona de Cartagena. La primera fue aprobada por unanimidad y la segunda con un voto en contra del grupo Podemos Izquierda Unida-Verdes Equo.

A su vez, el Pleno aprobó preparar una campaña de concienciación sobre el riesgo del amianto en los inmuebles particulares y realizar la petición de BIC de carácter inmaterial para el Grupo Folklórico de La Palma.