Seguridad

El refuerzo policial y el cierre de Las Dunas dispersan el botellón

La Policía Local realizó casi un centenar de intervenciones, la mayoría por la zona

Mar I. León

Mar I. León

El cierre de las terrazas y otras instalaciones en el centro comercial Las Dunas por riesgo de derrumbe y el refuerzo del operativo desplegado de la Policía Local en coordinación con la Guardia Civil han conseguido mejorar la situación del botellón este fin de semana en Cabo de Palos. La imagen habitual que se estaba dando este verano de grandes aglomeraciones de gente bebiendo en la calle en las inmediaciones y en locales abandonados de Las Dunas no se ha repetido este sábado, ya que han optado por disgregarse formando grupos más reducidos y repartiéndose por otros lugares como la playa de Levante en Cabo de Palos o la playa de Puertobello, la plaza Bohemia y el Zoco en La Manga.

Asimismo, este fin de semana no se han registrado altercados violentos ni hurtos como los que se han estado dando fines de semana anteriores. El último se saldó con tres detenidos el jueves pasado, uno de ellos menor de edad, por agredir y robar presuntamente a dos gemelos.

La Policía Local de Cartagena ha realizado casi un centenar de intervenciones durante el fin de semana, de las que 20 se registraron el viernes, 57 el sábado y 20 el domingo. La mayoría de ellas fueron en Cabo de Palos y La Manga y relacionadas con los botellones.

Los residentes de Cabo de Palos agradecen el refuerzo de agentes y apenas vieron personas hacer botellón. «Los vecinos lo hemos notado bastante. Había muchos efectivos y solo algunos grupos pequeños de jóvenes dispersos», afirma Mª Jesús Esteban, presidenta de la asociación vecinal de Cabo de Palos.

Por otro lado, este ha sido el primer fin de semana en el que se bloqueó el acceso al 80% del centro comercial Las Dunas por peligro de derrumbe. El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Pedro Torralba, lo relaciona con la disminución del botellón. «Indudablemente, intensificar el vallado perimetral de Las Dunas, que los propietarios han puesto a instancias del Ayuntamiento, junto a la presencia policial y la vigilancia de los agentes, ha contribuido a bajar la incidencia de personas en la zona, lo que se refleja en las cifras de botelleo», subraya.

A su vez, la alcaldesa de Cartagena hace un balance prudente de los buenos resultados que han dado este fin de semana los planes de contingencia y contra la covid en los que los agentes han podido controlar a los jóvenes después del cierre de la hostelería. «Tenemos resultados menos negativos que otros fines de semana. La incidencia no está creciendo pero estamos preocupados porque queda todo el mes de agosto», declara Arroyo.

También la Policía Local realizó cinco controles de seguridad ciudadana en El Palmeral, plaza Bohemia, El Algar, Los Nietos y Los Urrutias y denunciaron hasta en quince ocasiones por consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y decomisaron en dos playas de La Manga bolsas con alcohol durante el fin de semana.