Los 120 egresados de la Academia General del Aire (AGA) lanzaban ayer sus gorras al cielo después de haber presenciado el acto de entrega de reales despachos de teniente. Un acto que presidió el rey Felipe VI y en el que se dio el relevo de mando en la jefatura de la AGA, cesando al coronel actual, Manuel de la Chica Camuñez, y tomando posesión el coronel caravaqueño Pascual Soria Martínez. Un cargo que ha ostentado de la Chica durante dos años y en los que se han dado tres accidentes aéreos durante su mando, en los que fallecieron dos miembros de la Patrulla Águila, un instructor y una alumna. Por primera vez, en sus 78 años de historia de la AGA un murciano se ha convertido en coronel director de la AGA, jefe de la Base Aérea y comandante aéreo del aeropuerto de San Javier.

La Patrulla Águila dibuja la bandera española en el cielo. | I. URQUÍZAR

Debido a las restricciones sanitarias no se celebró el tradicional desfile militar por la avenida principal del recinto, se rindió homenaje a los que dieron su vida por España en el patio de Armas y no frente al monumento situado dentro de la Academia y solo pudieron acudir dos familiares por egresado. Lo que no faltó fue la Patrulla Águila dibujando la bandera de España sobre el cielo.

El rey hace entrega de su despacho a un egresado.

El rey Felipe VI pasó revista al Escuadrón de Alumnos para después pasar al acto de acción de gracias oficiado por el vicario general castrense de España. Tras el relevo del abanderado, el rey, acompañado por el coronel director, hizo entrega de Despacho a los número uno de cada promoción e impuso las condecoraciones de cruz de mérito con distintivo blanco. Por otro lado, al resto de graduados les hicieron entrega de sus diplomas el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras; el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo; el delegado del Gobierno, José Vélez; la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcárcel; y otras autoridades militares.

En total son 120 los nuevo tenientes que han finalizado sus estudios en la AGA que forman parte de la Academia desde ayer de las promociones LXXII, XXVI, XXIV, XXVI. 89 egresados del Cuerpo General, 11 del Cuerpo de Intendencia, 7 Ingenieros Escala de Oficiales y 13 Ingenieros de Escala Técnica.

El coronel saliente de la AGA, Manuel de la Chica, se despidió antes de entregar el bastón de mando al coronel entrante, Pascual Soria, dando un último discurso y una última lección a sus alumnos en las que habló de que para ser un buen militar hay que «ser buena persona»; palabras que adornó rememorando varias escenas de la película ‘Salvar al Soldado Ryan’.

Para concluir el acto, el rey Felipe VI ordenaba «romper filas». A la entrega de Despachos acudieron, además del presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo y el delegado del Gobierno, José Vélez, los alcaldes de San Javier y Los Alcázares, José Miguel Luengo y Mario Cervera, respectivamente; el presidente del TSJ de Murcia, Miguel Pasqual del Riquelme; y el obispo de la Diócesis, José Manuel Lorca Planes. También autoridades militares del Estado Mayor del Aire, de Defensa, Reclutamiento y Enseñanza Militar, Mando de Personal y Cuarto Militar de la Casa del Rey.

La Academia General del Aire está pendiente de culminar el proceso de implantación de los 24 aviones de entrenamiento comprados a la compañía suiza Pilatus Aircraft, que empezarán a llegar, de manera progresiva, a partir del próximo mes de septiembre, con el objetivo de que puedan ser utilizados durante el próximo curso 2022-2023.