La Asociación de Empresas del Valle de Escombreras (AEVE) presentó este jueves el informe encargado al Grupo de Investigación de Análisis Económico de la UPCT, en el que se mide la repercusión económica y social de la actividad de las 23 empresas que componen la asociación.

El estudio, referido al año 2019, indica que la AEVE mantiene 28.180 empleos directos, indirectos e inducidos, y que su actividad industrial, dedicada especialmente al suministro y generación de energía, supone un impacto en la economía nacional, regional y local superior a los 2.134 millones de euros.

«Las empresas y centros de trabajo localizadas en el Valle de Escombreras son intensivas en capital y registran una muy elevada productividad y cualificación del factor trabajo», explica el investigador responsable del informe, Antonio García Sánchez. «De hecho, por cada empleo directo del Valle se generan un poco más de 14 empleos indirectos en el resto de España», detalla.

El jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, remarcó que el Gobierno autonómico trabaja de la mano de las empresas para que la Región de Murcia sea el polo industrial energético sostenible de Europa, para lo que «aprovecharemos todas las posibilidades que ofrecen las energías renovables en una región como la nuestra, con 3.000 horas de sol al año y un peso específico en la energía solar que se produce en España».

López Miras fue el encargado de presidir el acto de presentación del Informe de Repercusión Económica y Social de la Asociación de Empresas del Valle de Escombreras (AEVE), empresas que ha descrito como «un referente por su apuesta constante por la innovación y por su alto valor tecnológico». Asimismo, apuntó al Valle de Escombreras como «un gran activo para la comarca de Cartagena, para la Región de Murcia y para España».

En este sentido, anunció la puesta en marcha, a través del Instituto de Fomento (Info), de una línea de ayudas dotada con 17 millones de euros para pymes y grandes empresas del sector industrial «para que puedan desarrollar proyectos de eficiencia energética». Este programa está dirigido a incentivar y promover la realización de actuaciones que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de energía final, mediante la mejora de la eficiencia energética. Las ayudas se pueden solicitar hasta el 30 de junio.

Además de estas ayudas, el presidente recordó que «desde el Gobierno de la Región de Murcia seguimos bajando impuestos, seguimos poniendo las cosas fáciles a los que generan oportunidades, seguimos haciendo que esta tierra sea un verdadero espacio de libertad económica».