La Comunidad Autónoma ya cuenta con un protocolo sanitario oficial para la llegada de cruceros a Cartagena. Así se lo anunciaron este lunes el consejero de Turismo, Marcos Ortuño, la presidenta de la Autoridad Portuaria (APC); Yolanda Muñoz, y la vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, a representantes del comercio y la hostelería en una reunión de trabajo para abordar la desescalada del turismo en la ciudad portuaria.

El mes que viene Cartagena recibirá su primer crucero postcovid, por lo que la Comunidad Autónoma ha establecido junto al Puerto de Cartagena un «estricto protocolo», indicó la presidenta de la APC, en el que han trabajado conjuntamente desde la Consejería de Salud y la de Turismo.

Protocolo en mano, el Gobierno regional da luz verde a la petición que se realizó desde la APC y desde el Ayuntamiento de Cartagena hace menos de una semana, en la que solicitaban el respaldo del Ejecutivo regional para la vuelta de los crucerosa.

De esta manera, la Región de Murcia se convierte en la tercera comunidad autónoma que ya cuenta con su propio protocolo sanitario para cruceros, junto con Andalucía y Canarias. Por este motivo, las navieras han contado con Cartagena para sus primeros cruceros nacionales.

«Es una ventaja competitiva frente a otros lugares y facilita a las navieras la elección del Puerto de Cartagena como un destino seguro y abierto al turismo responsable, que es nuestro principal objetivo», aseguró el consejero de Turismo.

Las navieras tendrán que seguir los protocolos regionales en cada puerto. En Cartagena, los pasajeros bajarán del barco en grupos burbuja y no tendrán contacto con nadie ajeno al interior del buque. En esta primera experiencia piloto que se pondrá en marcha con la llegada del primer crucero a Cartagena en junio, los pasajeros tan solo abandonarán el barco para realizar visitas guiadas por la ciudad, pero no podrán entrar en comercios, ni consumir en los bares de la zona. El protocolo regional «está supeditado a la evolución de la pandemia en la Región», explicó Ortuño. Además, las navieras también contarán con un plan de contingencia en el interior del barco y tendrán que avisar a la Dirección General de Salud Pública veinte días antes de su llegada a Cartagena del protocolo de seguridad y prevención, junto con información del buque.

Si la experiencia con cruceros nacionales es positiva, Cartagena podría recibir buques internacionales «en pocos meses», aseguró el consejero.

Las tiendas de ‘souvenirs’ esperan a los turistas internacionales

Después de un año más que «complicado» donde los comercios dedicados a la venta de souvenirs en Cartagena han experimentado pérdidas de más del 90%, el retorno de los cruceros es «ilusión y esperanza» para los empresarios del sector. Aunque «entienden» que el primer viaje sea sin pasar por sus tiendas por seguridad, esperan que esto sea un paso más para la vuelta de los turistas internacionales a Cartagena, quienes conforman el grueso de la clientela de las tiendas de recuerdos, indica el delegado en la Región de la Asociación Nacional de Empresas Turísticas, Enrique Fernández. Aún así, asegura que están deseando que se elimine el cierre perimetral y se reabran las fronteras y que recibirá con los brazos abiertos a los turistas que lleguen a Cartagena por tierra, mar y aire.