Los colectivos en pro de la movilidad sostenible de Cartagena se sienten «decepcionados» tras su último encuentro con el Ayuntamiento de Cartagena para tratar los avances del Plan de Movilidad Urbana Sostenible y Accesible.

Representantes de MoviliCT, Vía Libre y Bicue, acudían a la última Mesa de Movilidad del mes de febrero que tuvo lugar en el Consistorio con la intención de poner en conocimiento de la administración local diferentes ideas y propuestas para adherirlas al nuevo plan.

«Terminamos esta reunión preguntándonos qué hacíamos allí. Si se supone que la Mesa de la Movilidad es un órgano de participación ciudadana, tiene que funcionar como tal. Los colectivos presentes tienen que exponer sus ideas, se deben debatir y a continuación ser incluidas en los protocolos y proyectos municipales, pero esta no es la dinámica», asegura Loto Fernández, representante de MoviliCT. Según los miembros de las diferentes asociaciones que participaron en la Mesa, «estábamos allí para escuchar las actuaciones que se han llevado a cabo en los últimos meses desde el Gobierno municipal, sin apenas opción de réplica y sin que se dieran cabida y respuesta a nuestras propuestas», añade Fernández.

Unas actuaciones «incoherentes» para los activistas por la movilidad sostenible en la ciudad portuaria. «Es indignante que ante la falta de un PMUSA en nuestra ciudad, se estén realizando actuaciones que contradicen los fundamentos teóricos del mismo. Como prueba de ello solo hay que pasear por la Avenida del Cantón, la última gran infraestructura que ha inaugurado la alcaldesa. Si paseas por ella es normal ver a los peatones circulando por la calzada ante la falta de aceras», indica Paula Valdivieso, portavoz de Madres por el Clima Cartagena. Aunque Castejón aseguró que el promotor del Plan Rambla dotará a la Avenida del Cantón de aceras y carriles bici, lo cierto es que por el momento, peatones y ciclistas han de atravesar la calzada ante la falta de estas infraestructuras.

Asimismo, los colectivos reprochan al Ayuntamiento que el Plan de Movilidad «no avance». Lamentan que, a pesar de que ya son varios meses de trabajo, el PMUSA siga en su fase teórica y sin que se tengan en consideración sus opiniones y propuestas.

Aún así, el Ayuntamiento defiende que el plan avanza según lo previsto y que se está teniendo en cuenta a los colectivos en la toma de decisiones y que ha ampliado de 30 a 60 días el plazo de exposición, a fin de que todo aquel que quiera pueda hacer llegar sus sugerencias o aportaciones al plan. Y que será después de verano cuando se presentará el documento ejecutivo, que será el que contenga el plan de medidas y actuaciones a realizar, plazos y presupuesto. La edil de Ciudad Sostenible, Cristina Mora, defiende que el proyecto se está elaborando «con la máxima transparencia y participación posible» y que precisamente por este motivo se ha ampliado un mes más esa fase de exposición pública, «para integrar todas las propuestas».