21 de diciembre de 2020
21.12.2020
La Opinión de Murcia

Seguridad

Hosteleros y Policía Local, desbordados por el 'tardeo' este fin de semana en Cartagena

Los agentes han interpuesto 61 sanciones en los bares del centro entre el viernes, sábado y domingo

21.12.2020 | 12:12
Los agentes patrullan a pie la calle Honda este sábado.

Las calles del centro de Cartagena se llenaban este fin de semana de clientes en los bares del centro durante la tarde y la noche del sábado y domingo.

A pesar de las medidas contempladas por el Ayuntamiento de Cartagena, cortando los accesos al casco histórico, así como el refuerzo de efectivos de la Policía Local, agentes y hosteleros se vieron "desbordados" ante el gran número de personas que se concentraron en la calle Aire, Cañón, Honda, Jara y Plaza San Francisco.

El sábado por la tarde, cuatro efectivos vigilaban en la calle Aire y Cañón para asegurar el cumplimiento de las normas de seguridad para evitar la propagación de la covid-19. Lo mismo hacían otros cuatro agentes en la calle Honda, Jara y Plaza San Francisco.

A pesar de la gran afluencia de clientes en las terrazas de los bares de ambas zonas, durante las primeras horas de la tarde del sábado, los policías únicamente se limitaban a comprobar que los usuarios portaran su mascarilla si no estaban consumiendo en ese instante y que permanecían sentados.

El problema llegaba horas más tarde, cuando la calle Aire y la calle Cañón empezaban a abarrotarse poco a poco de jóvenes. Fue entonces cuando los propietarios de los bares de la zona comenzaban a llamar a la Policía Local solicitando ayuda para disuadir a los clientes, que no atendían a las peticiones de los hosteleros.

Los ocho agentes que custodiaban el centro se vieron obligados a pedir refuerzos, desplazando a las unidades de Mar Menor, Los Dolores y La Azohía para disuadir a los usuarios, que no querían abandonar las terrazas, ni el interior de los bares en la hora de cierre.

Finalmente, el turno de noche también se desplazó hasta el casco histórico para facilitar el cierre de los bares y restaurantes, así como para desalojar las calles del centro tras el toque de queda.

Riñas, robos y agresiones en el centro

Entre el viernes y el domingo, los agentes de la Local de Cartagena interpusieron un total de 61 sanciones, según confirman fuentes municipales. Una treintena por no usar correctamente la mascarilla, 25 por incumplir con el toque de queda, 3 por saltarse el confinamiento perimetral entre comunidades autónomas, 2 por consumir en barra y una por no mantener la distancia entre mesas.

Asimismo, también se produjeron varias riñas, robos y agresiones, según fuentes de la Policía Local. Los agentes también decomisaron drogas y navajas mientras patrullaban a pie el centro este fin de semana.

La Policía Local también realizó un total de 22 controles entre el viernes, sábado y domingo, por los que han pasado 430 vehículos, informan desde el Ayuntamiento de Cartagena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook