16 de diciembre de 2020
16.12.2020
La Opinión de Murcia

Delito

Investigan a un motorista que iba a 135 km/h por una vía limitada a 40

Superaba en 95 kilómetros por hora la velocidad permitida en la zona conocida como 'Cuestas del Cedacero'

17.12.2020 | 10:50
Investigan a un motorista que iba a 135 km/h por una vía limitada a 40

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del Plan Regional Conjunto con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia para el control de conductas arriesgadas llevadas a cabo por los conductores de motocicletas, ha localizado e investigado a un motorista que fue detectado cuando circulaba por la carretera RM-E22 (Canteras-Puerto de Mazarrón), término municipal de Cartagena, a 135 km/h., estando el tramo regulado por señalización específica a 40 km/h.

El hecho se produjo cuando componentes del Destacamento de Tráfico de Cartagena, que se encontraban realizando un control específico de velocidad a la altura del kilómetro 8,2 de la carretera RM-E22 (Canteras-Puerto de Mazarrón), zona conocida popularmente como 'Cuestas del Cedacero', ubicada en el término municipal de Cartagena, detectaron la circulación de una motocicleta a 135 km/h en un tramo que, por su peligrosidad, se encuentra limitado específicamente por señal a 40 km/h., superando por tanto en 95 km/h. la velocidad máxima permitida.

Para identificar al conductor, la Guardia Civil inició un dispositivo de búsqueda que finalizó cuando localizaron al motorista, que intentó evadir la acción policial circulando por las calles de la pedanía cartagenera de La Azohía hasta ocultarse detrás de la Ermita de la localidad.

El conductor –varón, de 28 años y vecino de Cartagena– resultó investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior en 80 km/h a la permitida reglamentariamente en vía interurbana.

La persona investigada y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena.

Este delito se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 hasta 4 años.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen superando los límites de velocidad, recordando que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sigue desarrollando su actividad específica de vigilancia de la seguridad vial durante las 24 horas del día, en especial en aquellas actividades de mayor riesgo, como en los excesos de velocidad u otras como la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, distracciones en la conducción, uso de teléfono móvil y utilización de los elementos de seguridad (cinturones, sistemas de retención infantil o casco de protección).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook