27 de noviembre de 2020
27.11.2020
La Opinión de Murcia

Política

El Pleno de Cartagena renuncia a la subida salarial del próximo año

La corporación municipal aprueba también la rebaja de las asignaciones a los partidos políticos hasta el 2023

26.11.2020 | 22:55
Votación de una de las mociones ayer en el pleno de Cartagena.

Los grupos de la oposición rechazan la subida salarial del 0,9% a la que ya habían renunciado los ediles del Gobierno local. A través de una moción de Vox, el Pleno aprueba que finalmente ningún miembro de la corporación municipal se le aplique este incremento en su nómina.

Además, los concejales también tomaron la decisión de reducir a la mitad las asignaciones a los grupos políticos municipales para gastos de funcionamiento y extender la medida no solo al próximo ejercicio, sino hasta el fin de la legislatura en el 2023, iniciativa que salió adelante con el voto favorable de todos los grupos del Pleno a excepción de Vox, que se abstuvo.

Asimismo, Ciudadanos ha renunciado a percibir la asignación al completo durante los próximos tres ejercicios y ha devuelto la que recibió durante el 2019. Los concejales no adscritos tampoco contarán con ninguna asignación ya que tras su expulsión del PSOE hace más de un año no pueden optar a ella.

Sin embargo, el Pleno rechazó la moción de MC que proponía bajar el sueldo de toda la corporación un 10% con la intención de que esa cuantía se destinara a paliar los efectos de la crisis provocada por la pandemia en el municipio.

Para la edil de Hacienda del Ayuntamiento de Cartagena, Esperanza Nieto, la iniciativa era «incoherente y populista» y no es competencia del Pleno sino de la Junta de Gobierno, según apuntó la concejal. Por su parte, Isabel García lamentó que «no han dado ningún argumento para no reducir los sueldos como se ha hecho en otras corporaciones municipales».

Tampoco salió adelante otra de las mociones de MC que pedía reconocer el transfuguismo como forma de corrupción política, ni otra que instaba al Consistorio de la ciudad portuaria a reprobar al consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, tras el comentario que realizó hace varias semanas criticando la inversión del Estado en los submarinos S-80 que se fabrican en Navantia y que indignó a los trabajadores del astillero.

La Junta de Cofradías de Cartagena decidirá con quince días de antelación si se celebra la Semana Santa del 2021. Así se lo hacían saber a la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, en una reunión de urgencia este jueves durante la celebración del Pleno, por lo que la regidora de la corporación local tuvo que pedir un receso para atender al presidente de la Junta de Cofradías, Juan Carlos de la Cerra.

Según explica de la Cerra, este miércoles celebraron un cabildo para decidir el futuro de la Semana Santa del próximo año y llegaron a la conclusión de que «teniendo en cuenta que los datos varían de un día para otro, no tendría ningún sentido dictaminar a estas alturas si las procesiones saldrán a la calle en el mes de abril». Por ello, aseguran que será el próximo 18 de marzo, 15 días antes del Viernes de Dolores, cuando tomen la decisión final ya que «estamos capacitados para preparar las procesiones en dos semanas» aunque será «siempre y cuando las autoridades sanitarias lo crean conveniente», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook