01 de noviembre de 2020
01.11.2020
La Opinión de Murcia

Conflicto

Difícil convivencia entre vecinos de Cartagena y una empresa de butano

Los habitantes de La Aldea aseguran que "no pueden vivir" con el "mal olor" y la "contaminación acústica"

01.11.2020 | 04:00
Difícil convivencia entre vecinos de Cartagena y una empresa de butano

Los vecinos de La Aldea, paraje que pertenece a la diputación de Alumbres, solicitan a la empresa dedicada a la limpieza y tratamiento de bombonas de butano, Adher, ubicada también en la zona, que traslade su sede a otro punto del municipio.

Según explican los habitantes, la convivencia con la actividad industrial de la empresa es «insostenible». Belén Martínez, propietaria de la vivienda más cercana a la factoría asegura que «durante los primeros quince años en los que la empresa estuvo aquí, no dijimos nada, los vecinos intentamos adaptarnos a la situación, ya que según alegaba en su momento el Ayuntamiento, La Aldea no era un núcleo urbano». Sin embargo, «en el año 2015 empezaron los problemas», apunta Martínez. «Comenzaron a apilar bombonas en una explanada que linda con mi propiedad, llegando a tener más de 95.000, dejando un hueco de apenas medio metro con mi parcela», apunta la vecina.

En ese momento, tanto la «contaminación acústica» a causa del movimiento de bombonas, como «el fuerte olor que desprenden» han llevado a los vecinos a interponer una denuncia contra la empresa por un presunto delito contra la salud y el medioambiente. «En el año 2016 empecé con el proceso judicial, que sigue abierto, yo sola. Sin embargo, durante estos años se han ido uniendo más vecinos perjudicados por los olores y los ruidos», apunta Martínez.

Por ello, en el año 2018, los habitantes formaron la plataforma ciudadana Aldea Saludable, a la que en estos momentos pertenecen una veintena de residentes.

«Aunque seamos pocos no nos merecemos vivir así», insiste Martínez. Además, los vecinos coinciden en que «existen localizaciones mucho más adecuadas para una empresa de estas características, en el municipio hay varios polígonos industriales, no sabemos porqué todavía siguen aquí».

Los habitantes también se encuentran en un «proceso de investigación para saber si las emisiones pueden suponer algún riesgo para la salud», aunque la empresa asegura a los vecinos de la zona que «las bombonas están vacías, por lo que no hay emisiones».

Asimismo, tras las peticiones de los vecinos al Consistorio, en el año 2016, el Ayuntamiento de Cartagena abrió un expediente sancionador contra la empresa «por cambio sustancial de actividad», explican desde la administración local. Dos años más tarde, decretan otro expediente que requería la retirada de las bombonas de butano de la parcela, ya que no contaban con licencia para ello. Además, según indican desde el Ayuntamiento, Adher ha iniciado un proceso de ampliación de superficie de actividad en la zona, pendiente de que los técnicos municipales verifiquen si la factoría cumple con los requisitos medioambientales.

Por su parte, desde Adher indican que la empresa se encuentra «en una situación completamente legal», aunque reconocen los problemas de convivencia que han tenido con los vecinos durante los últimos años. Aún así, los residentes de La Aldea aseguran que continuarán por la vía judicial «el tiempo que sea necesario» para conseguir «vivir tranquilos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook