13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de Murcia

Inmigración

Refuerzo de efectivos de la Guardia Civil en Cartagena para controlar la llegada masiva de pateras

Delegación del Gobierno anuncia una dotación de 7 agentes para ampliar un turno más de vigilancia en patrullera y el regreso del barco de Salvamento Marítimo 'Clara Campoamor'

13.10.2020 | 18:32
José Vélez visitó la embarcación 'María Zambrano' tras la reunión.

Con un refuerzo de efectivos y de medios para intentar "mejorar la gestión de la llegada de pateras" a la Región de Murcia, especialmente en Cartagena, la zona más afectada por el aumento de embarcaciones durante los últimos meses. Así afronta la Delegación del Gobierno la crisis migratoria según indicó el delegado, José Vélez, tras la reunión que mantuvo en La Casa del Mar, en Cartagena, con Policía Nacional, Guardia Civil, Salvamento Marítimo y Cruz Roja.
 
Vélez anunciaba tras la reunión la vuelta del barco de Salvamento Marítimo 'Clara Campoamor' y la incorporación de siete nuevos agentes de la Benemérita, una dotación que permitirá a la Delegación ampliar "un turno más" de vigilancia marítima en las patrulleras del cuerpo.
 
Asimismo, el delegado del Gobierno en la Región aseguró que disponen de los recursos "necesarios" y que se están empleando "medios marítimos y aéreos". Según explicó, en el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo cuentan con 17 trabajadores y los remolcadores 'María Zambrano' y 'Luz del Mar', a los que "próximamente" se incorporará el 'Clara Campoamor', apuntó Vélez. En cuanto a buques de rescate cuentan con la Guardamar Calíope, la Salvamar Algenib, la Mimosa y la Mirfak, a los que hay que sumar el refuerzo aéreo con un avión Airbus y dos helicópteros que tienen base en Almería y Valencia "pero que estamos usando en estos momentos".
 
A los que hay que sumar las patrulleras de la Guardia Civil,  por ello Vélez destaca que "disponemos de las embarcaciones, pero nos falta más tripulación para poder ser más efectivos", justificando así la incorporación de los siete nuevos agentes.
 
Desde Cruz Roja, ONG encargada de atender a los migrantes y prestar asistencia humanitaria cuando llegan a tierra firme y abandonan las embarcaciones, también se ha reforzado la 'plantilla', pasando de 5 a 10 técnicos y de 175 a 375 voluntarios.
 

En cuanto a las críticas por la falta de efectivos del cuerpo de Policía Nacional y de la Benemérita en la Región, Vélez asegura que no entiende las acusaciones del senador del Partido Popular, Francisco Bernabé y que "fue un asombro para mi ver un anterior delegado del Gobierno atacando lo que el creó". Según Vélez, desde 2011 hasta 2018 "mientras gobernaba el PP se perdieron 235 policías nacionales y 104 guardias civiles en la Región", de los que el Gobierno central ha recuperado durante el 2020 "98 agentes de Policía Nacional y 103 de Guardia Civil", a los que habrá que sumar las casi 9.500 plazas de ambos cuerpos a nivel nacional pendientes de las próximas oposiciones y de las que "un número importante vendrá a la Región" tal y como Vélez ha solicitado ya al Ministerio.

2.000 migrantes este verano

El delegado del Gobierno confirmó también que desde julio hasta septiembre han llegado "unos 2.000" migrantes a la costa murciana, algo que Vélez achaca a que  "las mafias han modificado sus rutas", que en estos momentos están enfocadas hacia Canarias, Almería, Alicante y Murcia.
 
En estos momentos 41 argelinos guardan cuarentena en el hotel Cenajo, en Moratalla. Aunque el delegado aseguró que según los datos que les facilitan desde la Consejería de Salud, el porcentaje de migrantes que llegan contagiados es "bajísimo". Además, Vélez explicó que del total que llegan, casi su totalidad opta por trasladarse a otros países como Francia, Alemania, Bélgica o Luxemburgo.
 
En cuanto a la polémica suscitada con la intercepción del pesquero con 79 migrantes a bordo que llegó a Escombreras, Vélez indica que es "irrelevante" si se encontraba a seis o a tres millas, ya que la Guardia Civil recomendó no devolver la embarcación a Argelia, ya que el puerto más cercano se encontraba a 133 millas "y muchos pasajeros podrían haberse tirado al mar, provocando una situación dramática", indicó.
 

Negociaciones con la APC 

En estos momentos la Delegación del Gobierno se encuentra en "negociaciones" con la Autoridad Portuaria de Cartagena (APC) y  Puertos del Estado con la intención de encontrar un nuevo emplazamiento para el Centro Temporal de Extranjeros (CATE), donde los migrantes y los agentes que los custodian puedan contar con mejores condiciones.
 
"En otros puertos como Málaga, Almería o Motril, el puerto cede terreno para la construcción de sus CATE, no entendemos que está ocurriendo aquí en Cartagena", añadiendo que "es un error por parte de la presidencia del puerto politizar la situación de la llegada de migrantes".
 
Aún así, Vélez recalca su "confianza" en llegar a un acuerdo con la presidenta de la APC, Yolanda Díaz.
 
Además, recuerda que "estamos en el puerto de Escombreras tras el rechazo de otra propuesta que se hizo desde la Delegación del Gobierno". Una parcela vallada y "más tranquila" cerca del emplazamiento actual.
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook