31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia

Pleno

El retraso del PGOU por la covid permite destinar 400.000 euros al teletrabajo

El Pleno aprueba la modificación del presupuesto para que el dinero destinado a los estudios de cartografía se destinen a los sistemas informáticos

30.07.2020 | 21:48
Los concejales del Gobierno municipal votan a favor de la modificación del presupuesto. urquízar

Los estudios cartográficos previos a la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana se retrasan a 2021, después de que el Pleno Municipal aprobara ayer la modificación del presupuesto de 2020, que asignaba un millón de euros a esta partida. La intención del Ayuntamiento de Cartagena era aprobar el nuevo PGOU antes de que finalice la legislatura en 2023 y sustituir el actual, que tiene más de treinta años. Pero los planes han sufrido un nuevo revés por la pandemia, y ahora las prioridades son otras: 400.000 euros de ese presupuesto se van a destinar a mejorar los sistemas informáticos municipales, para atender así a las necesidades actuales y fomentar el teletrabajo en el Ayuntamiento.

La propuesta para modificar el presupuesto, que se abordó el pasado lunes en la Comisión de Hacienda, salió adelante con los votos a favor de todo el equipo de Gobierno (PP, Ciudadanos y Concejales No Adscritos) y la abstención de todos los partidos de la oposición (MC, Podemos y Vox).

La concejala Alejandra Gutiérrez explicó que ya no es posible realizar los estudios cartográficos este año a través de drones, porque ese servicio solo se puede ejecutar antes de septiembre y el retraso en la aprobación del presupuesto por el Estado de Alarma impide que se puedan cumplir los plazos previstos. La intención del Ayuntamiento ahora es adjudicar ese proyecto antes de finales de año, para que los estudios cartográficos comiencen en 2021.

«Ese dinero se va a destinar a otras necesidades como la de invertir en herramientas telemáticas para adaptar la realidad a los daños producidos por la pandemia de la covid-19», dijo la edil.

Sin embargo, la oposición pone en duda que se pueda aprobar el PGOU en 2023 por las continuas reducciones del presupuesto. Desde MC achacan este retraso a que, dentro del Gobierno municipal, se imponen los intereses de Noelia Arroyo.

El primer avance de este nuevo plan urbanístico se presentó hace más de un año, en abril de 2019, y contemplaba que se potenciara la zona oeste como destino turístico. En el lado este, todo está condicionado por la situación actual del Mar Menor.

El PP insiste en el superávit

A propuesta del grupo popular, se aprobó una moción para solicitar al Gobierno central que las entidades municipales utilicen su propio superávit. La concejala Esperanza Nieto reitera que «el esfuerzo de los ayuntamientos ha sido extraordinario» y que «solo nos permiten gastar una pequeña parte del superávit de 2019».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook