21 de junio de 2020
21.06.2020
La Opinión de Murcia

Solidaridad

El Ayuntamiento ayuda a encontrar alojamiento a personas sin hogar del Coto y la Hospitalidad

Sólo quedan 13 de las más de cincuenta personas que entraron en estas instituciones durante el confinamiento

21.06.2020 | 04:00
Tres personas con mascarilla juegan al parchís.

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Cartagena siguen trabajando para ayudar a las más de cincuenta personas sin hogar que fuero acogidas durante el confinamiento, al principio de la pandemia de coronavirus, en el Coto Dorda y en la Hospitalidad Santa Teresa para evitar contagios, y de los que ya sólo trece siguen viviendo en estas instalaciones.

Tras haber luchado durante el confinamiento contra sus adicciones, ahora están emprendiendo un nuevo rumbo en sus vidas, lo que ha llevado a algunos a retomar relaciones familiares rotas, a volver a trabajar o a empezar a formarse, gracias a dos planes de empleabilidad diseñados para que encuentren una nueva ocupación. A otros se les está tramitando su nueva documentación después de años sin tenerla.

José Antonio Martínez, responsable del Servicio de Atención a Personas Sin Hogar y Transeúntes de Cartagena, explicaba que los casos más claros ya están viviendo en habitaciones alquiladas y en pisos tutelados. Martínez señalaba que están desarrollando un plan integral con cada uno de ellos «con su correspondiente itinerario social porque el objetivo final es que se reinserten».

Cada uno de ellos seguirá con un control sanitario y un control de su medicación y de sus adicciones. El seguimiento lo harán entidades sociales como Cáritas y La Huertecica, ademas de los trabajadores del Consistorio cartagenero.

José Antonio Martínez cree que el gran éxito de este proyecto ha sido «la coordinación y el trabajo en equipo entre la Comunidad y el Ayuntamiento y, después, entre las asociaciones y colectivos y la Hospitalidad Santa Teresa para no dejar a nadie en la calle».

La mejora de sus condiciones de vida también ha contribuido a que algunos de ellos, que estaban practicamente impedidos, hayan recuperado la movilidad y puedan hacer un vida normal.

Se espera que a finales de junio se haya dado solución a todas estas personas y «tanto el Coto como la Hospitalidad pongan fin al programa dedicado al coronavirus» Es posible que algunos de ellos se integren en los programas del IMAS.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook