12 de febrero de 2020
12.02.2020

Judicial

El acusado de violar a una menor en Cartagena alega que fue sexo consentido y que era su mujer por la ley gitana

Queda visto para sentencia el juicio contra Antonio M., que se enfrenta a 72 años de cárcel por agresión sexual

12.02.2020 | 19:17
El acusado de violar a una menor en Cartagena alega que fue sexo consentido y que era su mujer por la ley gitana

Un total de 72 años de cárcel suman las penas a las que se enfrenta Antonio M. por violar en al menos cinco ocasiones a una adolescente, cuando ella tenía 15 años y él 25. La Fiscalía tiene claro que este individuo, que este miércoles se sentaba en el banquillo de los acusados de la Sección 5ª de la Audiencia Provincial, con sede en Cartagena, no solo agredió sexualmente en repetidas ocasiones a la menor, sino que llegó a retenerla en una vivienda, hasta que ella tuvo la ocasión de escapar.

Antonio M. dice que él es inocente. En su declaración de hoy en el juzgado (al que llegó por su propio pie, dado que se encuentra en libertad), el sujeto alegó que él no ha violado a nadie, sino que el sexo fue consentido. Asimismo, explicó que la joven, aunque menor en aquel momento, era su esposa, dado que habían contraído matrimonio por la ley gitana.

Así lo explicaba a este diario Ángel Cegarra, abogado que se encarga de la defensa del individuo. El letrado solicita la absolución de su cliente, el cual, destaca, ha estado en libertad durante todo el procedimiento. Cegarra hizo estas declaraciones a LA OPINIÓN tras la celebración de la vista, que fue a puerta cerrada para preservar la intimidad de la víctima, por decisión del tribunal hoy mismo.

La Fiscalía sostiene que el acusado cometió un delito de coacciones, cuatro delitos de agresión sexual consumados y uno en grado de tentativa y reclama, además, que la perjudicada sea indemnizada con 40.000 euros por daños morales. Además, pide que se le impongan a este individuo siete años de libertad vigilada.

Los hechos tuvieron lugar en el año 2016, apunta Cegarra, por lo que la víctima es ya mayor de edad. Desde el punto de vista de este abogado, «no está acreditado» que su cliente cometiese las violaciones que se le imputan.

El juicio ha quedado visto para sentencia y el abogado calcula que ésta tardará unos quince días en ser dictada.

Sostiene la acusación estatal que una de las agresiones sexuales la cometió en casa de su hermana, para lo que aprovechó la ocasión en que la menor dormía en esa vivienda. En las demás ocasiones, presuntamente, volvió a mantener relaciones sexuales con ella pese a que esta se oponía y un día pudo escapar a las mismas encerrándose en el cuarto de baño. Sostiene también el Ministerio Público que la adolescente, durante el tiempo que vivió en casa de él, no podía salir a la calle si no era en su compañía o junto a las hermanas de aquel. Finalmente, la menor pudo escapar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook