04 de febrero de 2020
04.02.2020

Educación

'Cartagena Piensa' reflexiona sobre la educación actual

Lo hará sobre la complejidad actual de la educación con la documentalista y especialista en docencia Ana María Valencia Herrera

04.02.2020 | 12:14
Cartel de la iniciativa

Este miércoles 5 de febrero el programa Cartagena Piensa, de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, junto a las VI Jornadas "Una educación para el siglo XXI" reflexionará sobre la complejidad actual de la educación, con la documentalista y especialista en docencia Ana María Valencia Herrera. Bajo el título de "La mercantilización suave de la educación. Máquinas y gurús" la charla debate se celebrará en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación (ETSAE) a las 19:00 horas.

El acto será presentado por Pedro Cárdenas Fernández, miembro de la Comisión Organizadora de las VI Jornadas "Una educación para el siglo XXI".

Ana María Valencia Herrera, documentalista en el Instituto de Estudios Políticos para América Latina. En sus más de treinta años de docencia ha alternado esta labor con estudios y trabajos en diversos campos, desde el fomento de la lectura a la recuperación de la memoria histórica. Su principal preocupación es el establecimiento del rigor en la información, y la transmisión de la misma. Especialmente interesada en la docencia de la historia social y de un curriculum alternativo al oficial, es profesora de secundaria en ejercicio, y coeditora de la Gaceta de Pedagogía Radical. Preocupada por la creciente amenaza que se cierne sobre la educación pública y el acceso al conocimiento en general, ha escrito artículos, traducciones e informes en diversos medios, y se encuentra preparando una guía explicativa sobre la mercantilización.

Según Valencia Herrera: "El implacable avance de la transformación de la educación en una mercancía más, obliga a entrar en un proceso de camuflaje que haga tolerables los desmanes y la incoherencia que este cambio está produciendo en todo el ámbito educativo. Mientras más agresivo y lucrativo se vuelve el proceso, más se acelera el uso de un lenguaje deliberadamente ambiguo y amable; detrás de la apariencia de innovación y la dictadura del futuro, se esconde el mayor retroceso que la educación pública haya experimentado en su historia. Las armas para llevarlo a cabo son el empleo sesgado de la tecnología, y la simpatía enlatada en youtube financiada por la banca; todo en un momento en que se pretende imponer a la sociedad una imagen falseada de la educación que anule la realidad de la misma y su falta de medios, y en el que el conocimiento es más inaccesible y caro que nunca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído