28 de enero de 2020
28.01.2020

Instalaciones

Las fuertes lluvias agudizan el proceso de deterioro del molino de Marchamalo

Las instalaciones de la 'Salinera Catalana' no están valladas, lo que favorece actos como la pintada que apareció sobre la edificación hace unos días

28.01.2020 | 04:00
Las fuertes lluvias agudizan el proceso de deterioro del molino de Marchamalo

En su época de esplendor era conocido por una hornacina que tenía en sus muros, enmarcada en piedra, con una imagen de la virgen de Monserrat. Ahora con dicha hornacina casi desaparecida, el único molino de viento salinero de Cartagena languidece. Lo hace en el mismo paraje que le da nombre, que lo vio ser construido y que si nadie lo remedia, lo verá desaparecer, las salinas de Marchamalo en Cabo de Palos.

El último ataque recibido por este ingenio es una gran pintada. Según el presidente de la asociación Marchamalo, que tiene como objetivo proteger, conservar, investigar y difundir el patrimonio natural y cultural de los espacios litorales, David Munuera «la pintada es lo último pero es lo de menos. Las lluvias le han afectado porque se han caído algunas piedras. Llevamos tres años con este tema. Nos dirigimos a la Dirección General de Bienes Culturales del Gobierno Regional para que tuvieran toda la información y nos dicen que se trabaja en un Plan Director para todos los molinos».

El Defensor del Pueblo también está al tanto y ha sugerido a la Comunidad Autónoma iniciar la delimitación del entorno del molino y realizar la catalogación de las instalaciones de la Salinera Catalana de Cabo de Palos, para su protección efectiva o, en su caso, su inclusión en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena. Según Munuera «no es solo el molino. Todas las instalaciones de las salinas son importantes pero no hay ningún tipo de vallado, por lo que cualquiera puede entrar. Es una propiedad privada. La Comunidad puede obligar a vallar».

Por otra parte, la vocal de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Cartagena 'Daphne', María Dolores Ruiz explicó que «la Comunidad abrió un único expediente para los 182 molinos que tenemos catalogados pero nosotros pedimos que cada uno tuviera su propio expediente para que quedara claro y delimitado el entorno de protección porque cuando se declara un elemento BIC, la declaración no solo afecta al elemento en sí, sino también a parte del entorno, lo que en el caso de Marchamalo, incluiría a otras instalaciones de las salinas. Debido al fuerte viento de la semana pasada se ha caído un tejado de fibrocemento».

'Daphne 'pidió hace más de cinco meses la declaración de BIC para toda la antigua salinera y no han obtenido respuesta. Según Dolores Ruiz, «si a los seis meses no hay respuesta administrativa , la incoación como BIC se haría de forma automática». El molino de Marchamalo fue construido para triturar sal.

Según la 'Antología de los molinos de viento' del desaparecido médico e historiador, Carlos Romero, los molinos salineros son exclusivos de la zona a lo que hay que añadir la singularidad de que, en la Comarca de Cartagena, lo molinos se movían con velas triangulares y no con aspas. El motivo hay que buscarlo en la influencia del Mar Menor y en que, es más fácil y rápido poner velas que aspas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook