Las jornadas de Nochebuena y Navidad han estado marcadas por la llegada masiva de pateras a las costas de Cartagena. A lo largo del 24 de diciembre dos embarcaciones fueron interceptadas en aguas cartageneras; la primera de ellas llegó por la mañana y no fue hasta entrada la noche cuando se produjo el avistamiento de una segunda patera.

Así mismo, durante el día de ayer, un total de seis embarcaciones fueron interceptadas frente a la costa cartagenera. En total, 51 de inmigrantes de origen argelino llegaron a lo largo de la jornada de Navidad a Cartagena. La primera de las embarcaciones fue interceptada alrededor de las diez de la mañana y a lo largo del día fueron llegando sucesivamente una tras otra hasta las 17.30 horas. Las seis embarcaciones fueron trasladadas por la Guardia Civil y Salvamento Marítimo hasta el muelle de Santa Lucía del Puerto de Cartagena.

Una vez allí, los migrantes fueron atendidos por el personal de Cruz Roja, que comprobó el estado de salud de cada uno de los integrantes de cada una de las embarcaciones. Tras ello, fue la Policía Nacional y Local la que se encargó de los inmigrantes, todos ellos de origen argelino, para proceder a la aplicación del protocolo pertinente en estos casos.

Tal y como informaron a LA OPINIÓN fuentes de la Policía Local de Cartagena, aunque en estos casos «lo normal» es que se ocupen los agentes de la Nacional, «el desbordamiento de trabajo» llegó hasta el punto de que durante el día de ayer los compañeros de la Policía Local de Cartagena asumieron responsabilidades en esta materia. Del mismo modo, la Policía Nacional de Cartagena pidió también a La Policía Nacional de Murcia efectivos adicionales que se trasladaron durante el día de ayer hasta la ciudad portuaria.

La Guardia Civil ha aumentado la vigilancia puesto que no se descarta que aún pueda interceptarse alguna embarcación más en los próximos días si las condiciones meteorológicas acompañan y se mantienen estables durantes las próximas jornadas.