26 de agosto de 2019
26.08.2019

UPCT

Un ingeniero de la UPCT diseña un centro de desarrollo de técnicas agrícolas

El proyecto contempla también un innovador diseño que busca atraer nuevas empresas a Cartagena

26.08.2019 | 04:00
Recreación gráfica del edificio situado en Cabezo Beaza.

El ingeniero civil por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Pablo Murillo, ha diseñado un centro de investigación destinado a la divulgación de técnicas de agricultura intensiva sostenible como trabajo de fin de grado. En concreto, cultivos hidropónicos que son capaces de optimizar los recursos y a su vez minimizan el impacto ambiental en la producción agrícola. Esta reducción se debe a que los cultivos se apilan en alturas reduciendo la densidad que ocupan por metro cuadrado, lo que permite gestionar mejor los residuos y evitar la contaminación del subsuelo.

Por otro lado, la acuaponía va un paso más allá, al implicar una simbiosis de cultivos hidropónicos y acuícolas, en la que los desechos biológicos de los peces sirven de nutrientes a los vegetales, donde se filtra y recicla el agua, reduciendo el vertido de lixiviados.
Además, el recién titulado en ingeniería es actualmente también la UPCT estudiante de arquitectura, lo que le ha llevado a unir en su proyecto de fin de grado para convertirse en ingeniero a fusionar sus dos pasiones.

El inmueble estaría situado en el polígono industrial Cabezo Beaza y además de su funcionalidad, contempla también el objetivo urbanístico de mejorar el atractivo del polígono gracias a su diseño, basado en paneles de policarbonato alveolar translúcido, un material que permite ver el interior del edificio. Murillo afirma que el detalle de dejar ver las labores que se están realizando en el interior, pone en valor dicha actividad.

El diseño y la estética de la nave tienen tienen más de un propósito y es que, a parte de embellecer el polígono industrial, actualmente conformado en su mayoría por naves convencionales en las que la funcionalidad prima sobre el diseño, el jóven ingeniero y estudiante de arquitectura asegura que la orginalidad y singularidad del edificio atraería más empresas hasta el complejo industrial, repercutiendo de manera positiva en la economía de Cabezo Beaza y por consiguiente en la de la ciudad de Cartagena.

El tutor del proyecto, Gregorio Sánchez, afirma que «el TFG es una síntesis muy interesante de soluciones desde la arquitectura y la ingeniería estructural para un edificio adaptado a su función investigadora pero también pensado para transmitir un mensaje empresarial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Carthagineses y Romanos 2019

La gran fiesta del Mediterráneo llega con su XXX edición con renovada vitalidad en su propuesta de ofrecer cultura y ocio

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco